La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, aseguró este martes que su partido no está “en venta” y que ella “no” se “vende” por “un cargo”, en relación con las palabras del líder del Partido Popular, Pablo Casado, en las que destacó que ofreció “todo” para reunificar el espacio de centro-derecha en una sola marca, tal y como ha publicado Vozpópuli este martes.

Así lo indicó Arrimadas en una entrevista en RNE recogida por Servimedia, donde afirmó que con Casado “nunca” han hablado de cargos, al tiempo que recordó que le ofreció “sumar” en Cataluña ante el nacionalismo y la respuesta fue un “no”. “Si no quiere sumar en Cataluña, con la situación que hay, no tienes intención de sumar en ningún otro sitio”, explicó.

En este sentido, dijo que PP y Ciudadanos tienen “muchas diferencias” y lamentó que algunos líderes políticos estén “obsesionados” con los cargos cuando a ella lo que le importa son “los proyectos”.

Moción de censura en Murcia

Respecto a la moción de censura presentada por su partido en la Región de Murcia junto con el PSOE, afirmó que luchar contra la corrupción “nunca puede ser un problema” y que se arrepiente de “no haberlo explicado mejor”. “No podemos permitir que los buenos sean los que tapan la corrupción y compran a tránsfugas”, señaló, al tiempo que pidió un “esfuerzo” para que estos no sean “los que se salgan con la suya”.