El Instituto Nacional de Estadística (INE) informará de las muertes a tiempo real para evitar un nuevo caos con las cifras de las muertes ocasionadas por el coronavirus, según ha informado el diario ABC. Con la intención de evitar un nuevo caos en las cifras, el INE tratará de agilizar el proceso de comunicación y certificación de fallecimientos a partir de este otoño.

El instituto tiene planeado que el proyecto funcione a nivel nacional a comienzos de 2021. A finales de septiembre el INE informó que según sus proyecciones, en en 2020 habrá 466.583 defunciones en España, lo que supondría un aumento de 51.513 muertes (+12,4%) respecto a 2019. En 2021, la mortalidad bajaría hasta 431.000, para luego ir aumentando hasta superar las 600.000 muertes en 2050.

El impacto de la covid-19 en la población española ha provocado un aumento de la mortalidad y un descenso de la esperanza de vida así como una disminución de los movimientos migratorios con el exterior, por lo que se rompe la tendencia de los últimos años, aunque en el caso de los nacimientos se mantiene la misma, según las proyecciones de población para 2020-2070 publicadas este 22 de septiembre por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para agilizar el proceso, se pretende sustituir el certificado médico de defunción por un certificado digital a través de una aplicación de internet. Tal y como cuenta ABC, este cambio permitiría procesar en el día la información por los al menos dos meses de demora.