El Ministerio de Igualdad cree que la propuesta de informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre la ley integral de libertad sexual avala su norma al no cuestionar los "elementos centrales", como el reconocimiento de todas las violencias y el consentimiento en el centro.

La propuesta de informe del CGPJ sobre la conocida como ley del "solo sí es sí", redactada por tres vocales y conocida este viernes, sí que cuestiona algunos de los ejes del proyecto, como la definición del consentimiento de la víctima o que se considere agresión sexual lo que ahora es un abuso.

Los ponentes consideran que la obligación de que el consentimiento sea expreso, concluyente e inequívoco por parte de la víctima puede comportar una "inversión de la carga de la prueba"; y cree que eliminar el delito de abuso sexual puede perjudicar a la víctima, al no castigar con mayor pena a quienes cometan actos más graves.

Modificaciones del texto

Sin embargo, fuentes del Ministerio que dirige Irene Montero han señalado a Efe que el CGPJ plantea modificaciones de mejora del texto, "pero no cuestiona sus elementos centrales": el reconocimiento de todas las violencias y el consentimiento en el centro.

"Esto avala nuestra propuesta de ley y sería una buena noticia", subrayan las mismas fuentes, que, no obstante, prefieren esperar a conocer el informe final que -apuntan- lleva tres meses de retraso.

Desde Igualdad han manifestado su sorpresa por el hecho de que "los medios de comunicación conozcan antes la propuesta de ponencia que se va a debatir que el mismo Gobierno, que ha propuesto el proyecto".

El pleno del órgano de gobierno de los jueces estudiará el 25 de febrero la propuesta de informe que han redactado tres vocales y que este viernes ha sido remitida al resto para que hagan sus observaciones antes del debate.