Pablo Iglesias está en conversaciones con el productor Jaume Roures para sumarse a un nuevo proyecto audiovisual, según informa ABC. El exvicepresidente del Gobierno estaría explorando un plan B para su futuro profesional y su vuelta al sector audiovisual, en el que ya tenía experiencia antes de entrar en política.

El candidato de Podemos a la Asamblea de Madrid incluso ha sondeado a algunos profesionales del sector con los que siente afinidad personal e ideológica para pedirles consejos de cara a un nuevo proyecto audiovisual.

Fuentes consultadas por ABC creen que Pablo Iglesias no aguantará como diputado raso en la Asamblea de Madrid los próximos dos años con Unidas Podemos en una posición minoritaria y la izquierda en la oposición. También se descarta su vuelta a un liderazgo nacional y se ve más útil dedicado a este tipo de proyectos audiovisuales.

El candidato de Unidas Podemos ya confirmó este miércoles que no se presentará a revalidar la Secretaría estatal de Podemos en 2023 y que cuando deje la "experiencia política", que no puesto fecha, volverá a dar clases en la universidad y al "periodismo crítico".

En una entrevista en La Sexta Iglesias ya indicado que tomó la primera decisión antes de la convocatoria de los comicios madrileños. "Desde el verano trabajaba con Yolanda Díaz el relevo, porque ello tiene un papel más positivo que el mío y es algo que nos podría llevar legos. Estábamos trabajando en un relevo que se tuvo que acelerar con las elecciones", ha apuntado.

Yolanda Díaz como relevo

Un relevo que se ha materializado en el Gobierno de España, convirtiéndose Díaz en vicepresidenta tercera con su marcha. Y un relevo en el partido, ha añadido, que se produciría en el congreso del partido en 2023. "Tenemos una líder estatal que puede llevarnos más lejos y creo que se tiene que dar en dos años una renovación en Podemos encabezada por Podemos. Y yo estaré en otro papel donde pueden ser más útil y puntúe más", ha indicado.

Ahora, Iglesias se centra en "cambiar su región" en el Gobierno regional si así lo deciden los madrileños en las urnas. Y si le colocan como diputado de la oposición, ha reiterado que se quedará en el escaño estos dos años, tiempo que falta hasta las próximas elecciones autonómicas ordinarias, que tocan a finales de mayo de 2023.

"Quiero tener algún papel más en el Gobierno madrileño, quiero cambiar mi región y construir una alternativa al fascismo con una Atención primaria que funcione, terminar con la segregación de la educación, regular el precio de los alquileres, hacer la reforma fiscal constitucional. Mi proyecto es gobernar", ha insistido.

No obstante, el exvicepresidente del Gobierno de España ha indicado que la política "no es un profesión eterna" y que cuando acabe su trabajo en ello volverá a dar clases en la facultad y a hacer un proyecto de "periodismo crítico". "El tiempo en la política me ha enseñado muchas cosas útiles. Pero para eso queda tiempo todavía", ha manifestado.

Pablo Iglesias cree que aguantará el Gobierno de coalición en España y que se cumplirá el acuerdo para regular los precios del alquiler. "Se va a cumplir porque no hay alternativa por pura correlación parlamentaria. Se está tardando tanto porque hay elecciones. Después o asumen que hay un acuerdo que se tiene que cumplir o sacar adelante una ley de vivienda del PP que beneficia a quien tiene más beneficios. Y eso el PSOE no lo va a hacer", ha esgrimido.

Sobre la permanencia del estado de alarma más allá del 9 de mayo, el exministro de Derechos Sociales cree que hay que obedecer a las autoridades sanitarias y no concibe diferencias ideológicas en esta materia. "Si los números y lo que nos digan las instituciones requieren las medidas necesarias y eso implica un nuevo estado de alarma, no debería haber diferencias políticas", confía.