Tribunales

La mano derecha de Iglesias reconoce que contrató a Neurona pero se desmarca de los pagos a México

El hombre de confianza de Iglesias dice que la consultora era mundialmente conocida y su trayectoria era contrastada y limita su relación con la firma al trabajo electoral

Juanma del Olmo y Juan Carlos Monedero
Juanma del Olmo y Juan Carlos Monedero EFE

El secretario de Comunicación de Podemos, Juan Manuel del Olmo, hombre de la máxima confianza del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha declarado este viernes como imputado en la causa que investiga al partido morado por presunta malversación. Según fuentes presentes en el interrogatorio, ha defendido la contratación de la consultora Neurona sobre la que pivotan las sospechas del caso, pero se ha desvinculado de la relación que esta firma pudiera tener con otra mercantil mexicana de dudosa actividad sobre la que el juez ha pedido información.

La investigación que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid trata de determinar si Neurona llegó a prestar los servicios por los que Podemos le pagó varios cientos de miles de euros de dinero público. Eran trabajos para la campaña de las elecciones generales de abril de 2019. El magistrado Juan José Escalonilla dice que existen indicios para pensar que esos trabajos no se llegaron a prestar por lo que indaga sobre qué se hizo con el dinero y dónde fue a parar. Según los ex abogados del partido que presentaron la denuncia que dio origen al caso, fue Del Olmo la persona que ordenó contratar a Neurona.  

Transferencias de Neurona

Las fuentes consultadas confirman que Del Olmo -que actualmente también desempeña el cargo de Director de Estrategia y Comunicación de la Vicepresidencia segunda del Gobierno- ha reconocido ante el juez en su interrogatorio que la decisión de contratar a uno u otro proveedor para la campaña electoral dependía de su departamento. Ha argumentado la decisión de contratar a Neurona en base a la experiencia de esta consultora y su trayectoria internacional. Ha afirmado que la conocía y que le gustaba la forma de trabajar.

Ese conocimiento venía de su relación con César Hernández Paredes, responsable de Neurona a nivel internacional. Contactaron en 2018 y cuando inició el ciclo electoral de 2019 decidieron contratar sus servicios. Enmarca esa relación en el desempeño normal de un responsable de comunicación. Neurona es una firma que ha colaborado habitualmente con líderes latinoamericanos de izquierdas. 

El 'Big Data Room'

Para la campaña de las elecciones generales de abril de 2019 que investiga el juez, Podemos habilitó un piso en la calle Maudes de Madrid. Le llamaron el Big Data Room. La razón es que en la sede central del partido no había espacio suficiente para desarrollar los trabajos. En ese lugar es donde, según Podemos, desempeñaron sus trabajos los trabajadores de Neurona.

Del Olmo ha defendido en todo momento que los trabajos se prestaron. Él ha dicho que tenía relación con cuatro trabajadores de Neurona. Su versión es que su trato con la consultora en esa campaña se basó en pagar unos servicios, pero desconocen el funcionamiento interno de Neurona. Es decir, dice desconocer si luego subcontrataron o no los encargos o el destino que le dieron al dinero abonado por Podemos, concretamente 336.000 euros. 

"La administración de Neurona o quien pudiera haber tenido alguna disposición sobre esos dineros o cantidades serán los que tengan la incumbencia sobre esos dineros o servicios. Pero en lo que atañe a la entidad Podemos y a la realización de esos servicios, está más que acreditado en la causa", ha respondido el abogado de Podemos, Gorka Vellé, al ser interrogado por la prensa sobre la relación entre las dos mercantiles.

Del Olmo se ha desvinculado por tanto de otras sospechas del juez como el momento en el que se constituyó la consultora en España como filial de la firma mexicana. También se ha desvinculado de ocho transferencias que Neurona hizo a otra mercantil con sede en una barriada de México sobre la que el juez ha pedido información. Este periódico publicó las órdenes de pago a una mercantil llamada Creative Advice por valor de cerca de 270.000 euros.

4 horas de declaración

Este viernes también ha declarado en calidad de investigado Daniel de Frutos. Es la persona que firmó el contrato con Neurona en su calidad de responsable de finanzas de Podemos dentro de la coalición formada con Izquierda Unida. Según las mismas fuentes consultadas, De Frutos ha confirmado lo que hace días dijo ante el juez el responsable de las cuentas de IU durante la campaña. Cada parte de la coalición analizaba sus proveedores por separado. 

Del Olmo, el tesorero de Podemos, Daniel de Frutos; la gerente del partido, Rocío Esther Val; y la encargada de Compras y Finanzas, Andrea Deodato, han comparecido ante el titular del juzgado de instrucción 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, en una ronda de declaraciones que ha durado más de cuatro horas. 

En cambio, la abogada de Vox, Marta Castro, que ejerce la acusación popular en esta causa, ha contado que "no se ha conseguido acreditar los trabajos" por parte de Podemos y ha apuntado a "una posible duplicidad" de los servicios contratados con Neurona respecto a los contratados con la empresa ABD --una parte del caso ya archivada-- y a los realizados a nivel interno en la formación morada.

Castro ha aludido a uno de los dueños mexicanos de Neurona, César Hernández, como "el hombre clave" en esta supuesta trama porque se han referido a él tanto Del Olmo como los demás investigados, por lo que ha avanzado que Vox solicitará al juez que le cite a declarar. "Nuestra valoración (...) es que entendemos que el asunto cobra unos tintes más graves para Podemos. Neurona sigue siendo la empresa fantasma", ha concluido la representante legal de Vox.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba