El exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato por Unidas Podemos a las elecciones madrileñas del 4 de mayo, Pablo Iglesias, ha solicitado la indemnización de 5.300 euros mensuales a la que tiene derecho por haber sido miembro del Ejecutivo durante 14 meses.

La percibirá durante un mes dado que tras las elecciones del 4 de mayo tiene el compromiso de tomar posesión como diputado de la Asamblea de Madrid como candidato de Unidas Podemos, según ha confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de su petición.

El medio 'Maldita.es' ha avanzado, a través de una solicitud a la Oficina de Conflictos de Intereses que depende del Ministerio de Política Territorial, que el pasado 6 de abril entró en registro la solicitud de Iglesias de acogerse a esta retribución compensatoria.

La ley reguladora del ejercicio de alto cargo de la Administración General del Estado pauta esta opción para cargos que hayan cesado su función y siempre que no ostenten ningún cargo público ni trabajo en el sector privado. Y es que la normativa pauta que es incompatible con cualquier otra retribución.

Pensión indemnizatoria

De esta forma, los exmiembros del Ejecutivo pueden recibir esta pensión indemnizatoria durante un periodo igual al tiempo durante el que desempeñaron este cargo y que corresponde al 80% del salario, que se formaliza al mes siguiente de solicitarla.

Según los Presupuestos Generales del Estado, la retribución de Iglesias fue de 79.746,24 euros anuales durante su etapa en el Gobierno, por lo que la indemnización en términos mensuales equivaldría a unos 5.300 euros al mes.

No obstante, la previsión es que Iglesias utilice esta retribución compensatoria únicamente un mes, pues ha manifestado que su compromiso es tomar posesión de diputado autonómico. De hecho y como ha repetido en varias entrevista, su voluntad es ocupar el puesto que decidan los madrileños con su voto en los próximos comicios.

Hace dos años, el exministro de Cultura y Deporte Màxim Huerta renunció a esta retribución compensatoria, que en su caso ascendía a poco más de 1.000 euros tras estar solo seis días en el Ejecutivo.