El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha reafirmado en su posición de que hay situaciones que revelan que España es una "democracia mejorable" y se ha mostrado "orgulloso" de decir la "puñetera verdad" desde dentro del Gobierno.

Además, ha asegurado que ningún miembro del Ejecutivo le ha sugerido que deje su puesto a raíz de esta polémica. "No. Vamos, solo faltaría" ha remachado en declaraciones a la emisora Rac 1, recogidas por Europa Press.

Para Iglesias, resulta una "obviedad" decir que los españoles viven en una "democracia mejorable", dado que precisamente por esas convicciones han recibido 3,5 millones en las últimas elecciones generales, aunque moleste a señores "muy poderosos". De hecho, ha subrayado que para decir que se está "en el mejor de los mundos posibles ya están otros", pero él no.

Como ejemplo de situaciones que no se enmarcan en una democracia plena, el vicepresidente segundo ha citado la "huida" del rey emérito Juan Carlos I a Emiratos, el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o la mediación que realizó el consejero de Justicia madrileño, Enrique López, entre el abogado del PP y el entorno del extesorero de esta formación, Luis Bárcenas.

"Cesar en la infamia"

Unas doscientas personalidades del mundo político, intelectual, académico, diplomático y económico han lanzado este jueves el manifiesto titulado "Cesar en la infamia" para pedir la destitución del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por cuestionar la normalidad democrática en España.

Cuestionado sobre el manifiesto lanzado por 200 personalidades del mundo político, intelectual, académico, diplomático y económico, que piden su destitución, Iglesias ha asegurado que no ha hablado de este asunto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sí ha destacado que cuando hable con Sánchez le trasladará una reflexión del dramaturgo alemán Bertolt Brecht, que aludía a que hay tiempos en los que "sale tan caro decir obviedades". "Estoy orgulloso de decir la verdad dentro del Gobierno. Es una obviedad decir que vivimos en una democracia mejorable", ha enfatizado.