El exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato a las elecciones de la Comunidad de Madrid de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha abandonado el debate electoral de la 'Cadena SER' tras una bronca con la dirigente de Vox Rocío Monasterio. Un debate que, finalmente, ha sido suspendido por la continua bronca entre los asistentes.

Este viernes, los candidatos a presidir la Comunidad tenían una cita en un debate electoral radiofónico. Nada más comenzar, el líder 'morado' ha condenado el hecho de haber recibido una carta amenazante con balas dentro este mismo jueves, algo de lo que a primera hora ha dudado Monasterio.

Tras hacerse públicas las dudas de la de Vox, Iglesias ha exigido a la candidata a que se retractase de haber cuestionado la denuncia de las misivas amenazantes -llegaron a Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez-. Monasterio ha asegurado que "del Gobierno" no se creen "nada".

Tras estas declaraciones, el líder de Unidas Podemos ha exigido a Monasterio que pidiera disculpas y, si no lo hacía, el 'morado' dejaría el debate. "No es aceptable que cuando nos amenazan de muerte, la candidata de ultraderecha ponga en duda la veracidad de los hechos", ha dicho.

Que se levante y se vaya, es lo que quieren muchos españoles", ha dicho la dirigente de Vox a Iglesias.

La de Vox, sin embargo, se ha reafirmado en sus valoraciones sobre la veracidad de las cartas y le ha pedido a Iglesias que se levante y se "largue" del plató. "Digo lo mismo, condenamos todo tipo de violencia. Me hubiera gustado que Iglesias hubiera condenado la violencia de Vallecas", ha afirmado.

"No nos creemos nada"

"Le animo que vaya a denunciar estas amenazas. No nos creemos nada. Y si quiere pues lárguese, que es lo que queremos muchos españoles. Es muy fácil, que se levante, que lo están deseando un montón de españoles, que se vaya de España. Venga, me alegro que se vaya", ha dicho

Así, lejos de retractarse, Monasterio le ha instado a irse "si tan valiente" era. "Que se levante y se vaya usted de aquí", ha reiterado. "Si usted no se retracta, me levantaré y me iré", ha continuado Iglesias. "Que se levante y se vaya, es lo que quieren muchos españoles", ha dicho la dirigente de Vox.

Pablo Iglesias minutos antes de que de comienzo un debate electoral organizado por la cadena SER
Pablo Iglesias minutos antes de que de comienzo un debate electoral organizado por la cadena SER. Europa Press

Monasterio, a Iglesias: "Lárguese"

La conductora del debate, Àngels Barceló, ha tratado de calmar el tono bronco del inicio del debate, pero ambos se han interrumpido continuamente y Monasterio la ha tildado de "ministra política". La periodista ha pedido al dirigente 'morado' que se quedase en la conversación, pero Monasterio ha insistido: "Lárguese".

El candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha condenado "sin ningún matiz" las amenazas de muerte y ha censurado que desde Vox se sugiera que el episodio puede ser un "invento" del Gobierno.

La formación de Iglesias no ha tardado en reaccionar, señalando las palabras del exvicepresidente segundo a través de las redes sociales que "no es aceptable que cuando amenazan de muerte, la candidata de ultraderecha ponga en duda la veracidad de los hechos".

Iglesias acusa a los medios de "blanquear"

Iglesias, finalmente, ha optado por marcharse, pero, además de criticar a la dirigente de Vox por su comportamiento, ha cargado duramente contra los medios de comunicación por permitir la presencia de Monasterio.

"Estáis cometiendo un error con que esta gente pueda estar aquí", ha dicho en relación a que los miembros de Vox participen en los debates. "Estáis blanqueando cosas que están en contra de la democracia", ha continuado el exvicepresidente segundo.

"Otros podrán blanquear el fascismo. Nosotros no (...) Lo grave es que los medios dejen al fascismo con el micrófono y a los demócratas en silencio", ha añadido el partido en redes.

Los candidatos al 4-M en el debate en la Cadena SER sin Iglesias. Europa Press.

Condena de los hechos

El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, ha condenado sin "paliativos" las cartas y le ha expresado "todo su afecto", algo que también ha señalado la de Más Madrid, Mónica García, que ha lamentado que se haya "pseudonormalizado el odio" en la sociedad. "¿Le han mandado balas a un compañero y usted sonríe?", le ha espetado a Monasterio.

Por su parte, el de Ciudadanos, Edmundo Bal, también ha condenado "sin ningún matiz" las amenazas de muerte y ha censurado que desde Vox se sugiera que el episodio puede ser un "invento" del Gobierno.