El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, se ha mostrado este jueves comprensivo con las críticas de los hosteleros que pueden recibir él y el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, pero ha afirmado que "no hay caso a pedir disculpas", porque las medidas adoptadas tienen la finalidad de "salvar vidas".

"No estamos aquí para ser simpáticos"

Preguntado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno por la decisión simbólica de los hosteleros de Segovia y Palencia de declararles personas non gratas, Igea ha dicho: "Es lo que nos toca, no estamos aquí para ser agradables o simpáticos, no me he presentado al concurso de Míster España".