El exjefe de seguridad de Iberdrola Antonio Asenjo ha rechazado ante el juez del caso Tándem que el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, le ordenará contratar al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Fuentes jurídicas han asegurado a Vozpópuli que el exempleado ha exculpado al directivo de los presuntos trabajos irregulares realizados por el ex alto mando de la Policía. 

Asenjo ha acudido este lunes a la Audiencia Nacional en calidad de investigado para declarar por su papel en la contratación de las empresas del ex alto mando de la Policía para presuntos trabajos de espionaje a empresas y particulares como Florentino Pérez, presidente de ACS, quien se ha personado en el caso.

Las mismas fuentes han explicado que Asenjo ha asumido toda la responsabilidad de la contratación de Villarejo porque, según ha dicho en sede judicial, tenía un problema de seguridad en una planta de la compañía. El exempleado de Iberdrola ha admitido este lunes que llegó a abonar hasta 170 millones de euros en contratos de seguridad y que Sánchez Galán no estaba al tanto de dichas operaciones. 

Declaración bajo secreto de sumario

En la declaración, que ha tenido lugar en el marco de la pieza sobre Iberdrola que se mantiene bajo secreto, se ha mencionado en varias ocasiones el nombre del presidente de la eléctrica, aunque no se le ha vinculado con las contrataciones al comisario Villarejo. Se prevé que el interrogatorio continúe la tarde de este lunes, a las 16.30 horas. 

(Habrá ampliación)

Noticia de última hora en elaboración. Puede seguir toda la actualidad en www.vozopopuli.com, a través de nuestras redes sociales (Twitter o Facebook). También está disponible toda la información en nuestra aplicación móvil de Vozpópuli, gratuita tanto para iOs como para Android

Sigue las últimas noticias de Vozpópuli. Somos un medio digital independiente y liberal. Trabajamos para publicar información política, económica y social en España, con rigurosidad y libertad. Nuestro compromiso es con la verdad, sin fanatismos, con los datos y el análisis en torno a políticos, banca y empresas. Nuestro ideario tiene tres líneas rojas innegociables: ser libres, ser fiables y ser honestos.