España

Un hombre cobró 22 años la pensión de un fallecido "para sobrevivir"

El acusado ha asegurado que se quedó con la pensión del fallecido "por petición de su madre"

Oficina de empleo
Oficina de empleo EFE

Un hombre ha sido acusado de apropiarse de cerca de 133.000 euros durante 22 años de la pensión de un conocido de la familia, y que afronta una petición de la Fiscalía de cuatro años de cárcel. El hombreha justificado su actuación en que "quería sobrevivir".

Durante la vista oral celebrada hoy en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo, el acusado ha apuntado que no tenía relación de parentesco con el pensionista fallecido y que era su madre la cotitular de la cuenta, en la que él figuraba como autorizado.

Una pensión apropidada desde 1995

El hombre ha afirmado que decidió extraer el dinero de la cuenta "por encargo" de su madre desde 1995, año de la muerte del pensionista, porque ella estaba impedida y no podía salir de casa.

Esas extracciones se prolongaron "por petición de su madre", según su versión, hasta 2002, cuando falleció su progenitora.

Desde 2002 a 2017 ya cobraba el dinero de la pensión por iniciativa propia porque, según ha asegurado ante el tribunal, carecía de empleo y quería "sobrevivir".

El representante de la Seguridad Social ha explicado que el dinero le fue reembolsado por una entidad bancaria, que ahora reclama su devolución al acusado.

Según el relato fiscal, Luis Manuel G.A. figuraba como autorizado en una cuenta abierta, en 1995, en una sucursal bancaria de la calle Fray Ceferino de Oviedo, donde se ingresaba todos los meses la pensión de jubilación del titular, con un importe mensual de 570 euros.

El acusado se apropió de la pensión y lo ocultó "deliberadamente" tanto al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) como a la entidad bancaria, lo que propició que ésta siguiera ingresando mensualmente la pensión de jubilación, según el fiscal.

Desde diciembre de 1995 hasta el 31 de marzo de 2017, el acusado, aprovechando que estaba autorizado, acudía periódicamente a la sucursal, a veces mensualmente y en otras ocasiones dejaba pasar un tiempo y cobraba por ventanilla el saldo de la pensión que ingresaba la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Apropiación de 133.000 euros

La entidad bancaria reclama el pago de alrededor de 133.000 euros que se corresponde con el dinero entregado como responsable civil subsidiario.

La Fiscalía solicita para el acusado cuatro años de cárcel y el pago de una multa de 150.000 euros.

Por vía de responsabilidad civil, la acusación pública demanda el pago de una indemnización a la entidad bancaria cifrada en 133.000 euros, además de las costas del juicio.

El abogado defensor, Héctor Díaz Castañeda, ha interesado la libre absolución y ha puntualizado que el dinero extraído por iniciativa propia del acusado no superaba los 50.000 euros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba