Abusos sexuales

El 'hermano Pedro' también abusó de sus alumnos en una misión en la India

Este diario ha tenido acceso a la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que fija la pena en 130 años de prisión. "El máximo cumplimiento efectivo no excederá de 17 años de prisión"

El exprofesor ha sido condenado a 130 años de cárcel por abuso a menores.
El exprofesor ha sido condenado a 130 años de cárcel por abuso a menores. Matthew Ansley

No era un reloj cualquiera. Contaba con un sistema de visualización y grabación especial. Había sido disimuladamente ubicado por el hermano Pedro para grabar a sus alumnos mientras se aseaban y preparaban para su jornada como voluntarios en la delegación lasaliana en Keesara (India). Ya lo había hecho antes: llevaba tres años registrando imágenes y vídeos de menores del Colegio La Salle Maravillas de Madrid. Una semana después de aquella última toma, el 28 de agosto de 2016, aterrizó en España con el grupo de alumnos y fue detenido en el aeropuerto de Barajas. Vozpópuli ha tenido acceso a la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que fija la pena en 130 años de prisión. "El máximo cumplimiento efectivo no excederá de 17 años de prisión".

El primer abuso del que se tiene registro data del 7 de julio de 2013. Fue en la madrugada, poco después de la media noche. El que fuera religioso, profesor y coordinador pedagógico de Educación Primaria del colegio lasaliano aprovechó el campamento de verano organizado por el centro educativo en Collado Mediano, en la sierra madrileña, para abusar sexualmente de uno de los menores, del que además tomó fotografías explícitas

El modus operandi se mantuvo en la veintena de abusos que perpetró los años siguientes a diferentes jóvenes y en diferentes localidades: 14 casos repartidos en campamentos y campeonatos deportivos en Santiago de Compostela, Valencia, Granada, Toledo y Madrid, así como en dos localidades (Bathlangundu y Keesara) de la India en las que la congregación se iba de misión con los alumnos. 

El 10 de julio de 2016, tres años después del primer abuso y un mes antes del último, fue "sorprendido [por otros dos responsables en el campamento de colegio en Collado Mediano] agachado frente a la tienda de campaña" donde dormía uno de los menores.

"Cuándo tocar a alguien mientras duerme"

Según las pesquisas, el hermano Pedro realizó búsquedas en Google y en YouTube con palabras clave como "gadgets espía", "reloj espía", "espiar cámara iPad", "cómo tocar a alguien mientras duerme", "cuándo tocar a alguien mientras duerme", "estado rem", "fase del sueño en que no sentimos nada", entre otros. 

La mayoría de los abusos tuvieron lugar durante la madrugada, mientras los menores dormían. Operaba entre las 0.17 horas y las 8.36 horas. En algunos casos realizó tocamientos y captó imágenes de los menores y jóvenes dormidos; en otros, grabó vídeos en los que se les ve en el cuarto de baño. En ningún momento hay consentimiento por parte de las víctimas.

Durante el registro ordenado por el Juzgado de Instrucción número 5 de Collado Villalba se encontraron dos ordenadores y un disco duro propiedad del hermano Pedro. En ellos, guardaba una carpeta con 264 archivos de imagen y de vídeo con "contenido pornográfico y pornográfico infantil en las que, junto a vídeos de otras personas no identificadas, aparecían imágenes de los genitales de todas las víctimas". La mayoría de estos archivos, detalla la sentencia, estaba identificada con las iniciales y las edades de los jóvenes.

130 años de prisión

A su llegada al aeropuerto de Barajas, aquel 28 de agosto de 2016 en el que fue detenido, se le intervinieron 55 cápsulas de melatonina de 1,9 miligramos, compuesto comúnmente utilizado para solucionar los problemas de sueño. También se le incautaron un teléfono móvil, dos tablets, una tarjeta microSD y un pendrive. En todos los equipos había material pornográfico de sus alumnos. 

Un mes más tarde, el hermano Pedro ingresó en prisión provisional y el pasado noviembre se dictó sentencia firme en su contra con una condena de 130 años de prisión por catorce delitos de abusos sexuales a menores, cuatro delitos de abusos sexuales a mayores, siete delitos de elaboración de pornografía infantil y otros tres en la modalidad de continuados. 

Además de cumplir condena en prisión, tendrá que indemnizar a ocho de los menores con 3.000 euros, a otro de ellos con 6.000 y a otros dos con 10.280 y 1.000 euros, respectivamente. En la misma sentencia, la Audiencia de Madrid ha acordado retirar la acusación contra la Congregación Religiosa Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle) de Madrid como responsable civil subsidiaria.



Volver arriba