La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este viernes heladas en la meseta Norte, Castilla-La Mancha, sistema Ibérico y Pirineos, con temperaturas mínimas inferiores a los -10ºC, así como intervalos de viento fuerte en el bajo Ebro.

En gran parte del país predominará la situación anticiclónica con cielo despejado, aunque en el Cantábrico, alto Ebro y Navarra continuará la nubosidad con precipitaciones, que serán más abundantes en Guipúzcoa y noroeste de Navarra y más dispersas en otras zonas del extremo norte peninsular con tendencia en general a remitir durante la jornada.

Se esperan chubascos en el este de Baleares durante la tarde e intervalos nubosos en el resto de la mitad norte peninsular, principalmente en el entorno de los sistemas Central e Ibérico; cielo nuboso en Canarias con baja probabilidad de lluvias débiles en el norte de las islas de mayor relieve.

La cota de nieve bajará en Pirineos entre los 900 y 1.000 metros.

Presencia de brumas o nieblas matinales en Galicia, alto Ebro, zonas de la meseta Norte, depresiones del nordeste y Extremadura.

Temperaturas

Las temperaturas máximas sufrirán pocos cambios, con valores normales para la época del año, mientras que las mínimas en general ascenderán, lo que será más acusado en el alto Ebro, este de la Meseta y el Cantábrico oriental.

Las heladas persistirán en gran parte del interior peninsular y se prevé que en Madrid, Castilla-La Mancha, sur de la meseta Norte y puntos de montaña sean localmente fuertes con temperaturas inferiores a -10ºC.

El viento soplará de poniente en el Estrecho y Alborán, del noroeste en la mitad este peninsular y Baleares, así como alisio en Canarias, con intervalos fuertes en el bajo Ebro, Pirineos, Ampurdán, Menorca y en las islas de mayor relieve del archipiélago canario; flojo o en calma en el resto, con predominio de la componente norte en el oeste de Andalucía.