La Guardia Civil ha detenido este miércoles a dos personas, entre las que figura el veterano etarra Carlos Sáez de Aguilar, por su relación con los 'ongi etorri', los actos de homenaje a los presos de ETA. El Instituto Armado detalla en un comunicado los dos detenidos formaban presuntamente parte de "una estructura que organizaba actos de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas".

La detención se ha llevado a cabo por los delitos de enaltecimiento y humillación de las víctimas bajo la dirección del Juzgado Central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y coordinadas por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, orientadas a la detección de la realización de actos de homenajes a militantes de ETA.

En enero de 2020 la Guardia Civil ya detuvo en el País Vasco y en la Comunidad Foral de Navarra a cuatro personas que participaban, junto con los hoy detenidos, en la organización de estos actos en los que se producía un enaltecimiento del terrorismo, "así como humillación y menosprecio víctimas del terrorismo".

"Para ocultar al núcleo organizador de los homenajes, se utilizaron diversas asociaciones, instrumentalizadas y usadas a modo de pantalla. Posteriormente, estos actos eran llevados a cabo por terceras personas, siguiendo las directrices que partían del grupo que conformaban los detenidos", señala la Guardia Civil.

Fuentes fiscales consultadas por Europa Press señalan que la detención se ha llevado a cabo a efectos de incautación de sus efectos tecnológicos. Otras fuentes jurídicas añaden que Sáez de Aguilar es la 'mano derecha' de José Antonio López Ruiz, 'Kubati', quien también fue arrestado en el pasado por organizar los 'ongi etorri'.

Sáez de Aguilar fue condenado a 15 años de cárcel en Francia como miembro del aparato de extorsión de ETA. Fue detenido en 2003 junto a otros dos etarras en posesión de 72.000 euros procedentes del 'impuesto revolucionario' y con documentación falsa.