La sociedad Grand Tibidabo, que ejerce la acusación popular en el caso Pujol, ha presentado en la Audiencia Nacional un escrito de acusación en el que reclama 177 años de cárcel para el conjunto de integrantes del clan Pujol; formado por el expresidente catalán Jordi Pujol Soley, su mujer, Marta Ferrusola Lladós, sus hijos Josep, Pere, Marta, Mireia, Oleguer, Oriol y Jordi, así como la exmujer de este último Mercé Gironés.

Precisamente Gironés, divorciada de Jordi Pujol Ferrusola, es la que afronta una acusación mayor: 45 años, seguida de su exmarido Jordi Pujol Ferrusola (40 años); y de Josep (17 años). Para el expresidente catalán, Grand Tibidabo le atribuye un agravante "por haberse prevalido" de "su condición de presidente de la Generalitat de Cataluña coetáneamente con la ejecución criminal". Y por eso solicita una reclusión de 15 años, periodo idéntico (15 años) al de su mujer, Marta Ferrusola Lladós.

La empresa catalana pide nueve años de prisión para cada uno de los otros cinco hijos, quienes junto al resto de integrantes de la familia de Jordi Pujol Soley deberán abonar en el orden civil, de forma solidaria, 240,6 millones, al margen de otros 150 millones de forma individual en el ámbito penal.

"Absoluto poder del padre"

El representante legal de Grand Tibidabo, el letrado Jesús Pórfilo Trillo Navarro, del despacho de abogados Miralbell Guerín, justifica estas penas porque considera que la familia Pujol Ferrusola ha aprovechado su posición "privilegiada" en Cataluña durante decenios para "acumular un patrimonio desmedido, directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades delictivas e íntimamente ligadas a la corrupción política", asegura el escrito de acusación.

Jordi Pujol Ferrusola.

Grand Tibidabo destaca, además, que la familia del expresidente catalán ha desarrollado desde 1990 y de forma continuada una estrategia coordinada para acumular y repartirse "ingentes cantidades millonarias de dinero de ilícita procedencia que acumularon directamente relacionadas con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas, sirviéndose de la posición de absoluto poder del padre durante los años que ocupó la presidencia de la Generalitat de Cataluña".

Podemos pide 202 años

Y para garantizar la opacidad de sus operaciones, completa el escrito de acusación, procedieron a la apertura de cuentas bancarias fuera del territorio nacional, en un primer momento en Andorra, y posteriormente, alguno de ellos, en otras jurisdicciones off shore, concluye Grand Tibidabo.

Podemos, que también ejerce la acusación popular en la Audiencia Nacional, presentó por su parte el pasado 7 de septiembre su escrito de acusación en el que reclama 202 años de cárcel para los diez integrantes de la familia Pujol; y una multa de 123.657.300 euros.

Mercè Gironés, exmujer de Jordi Pujol Ferrusola.

De forma individual, las penas solicitadas por la formación liderada por Pablo Iglesias son: Jordi Pujol Ferrusola (54 años); Mercé Gironés (44 años); Jordi Pujol Soley (20 años); Josep (20 años); Marta Ferrusola (17 años); 11 años para Pere, Oriol y Oleguer Pujol Ferrusola;  y 7 años para Marta y Mireia Pujol Ferrusola.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha propuesto enviar a juicio a toda la familia Pujol por formar una organización criminal para enriquecerse durante décadas con actividades corruptas.