El Gobierno de Cataluña plantará a Pedro Sánchez en el Liceo en el acto que ha convocado para el próximo lunes en el que se prevé que anuncie los indultos a los políticos presos por el referéndum ilegal del 1-O y expondrá su estrategia de "reencuentro" con Cataluña. No acudirán ni el presidente catalán, Pere Aragonés, ni ningún miembro de su Ejecutivo y tampoco lo hará la presidenta del Parlament, Laura Borrás, quien ha anunciado que ese día acompañará a exaltos cargos a declarar en los Juzgados.

Fuentes del Ejecutivo catalán, que tildan la conferencia de "acto de propaganda", han explicado a Europa Press que este viernes por la tarde han recibido la invitación por parte del Gobierno pero que "la previsión es que ningún miembro del Govern catalán asista a la conferencia".

Según ha avanzado Europa Press, Aragonès tampoco acudirá al acto porque ya tenía prevista una visita institucional a las Terres de l'Ebre (Tarragona) que "mantendrá".

Vulneración de derechos

Tampoco irá la presidenta del Parlamento catalán, Laura Borràs, quien en un comunicado de este viernes ha explicado, en una carta de respuesta a la invitación, que rechaza asistir porque estará acompañando a "una decena de exaltos cargos de la Generalitat que han sido citados a declarar en la Ciutat de la Justícia".

Ha asegurado que mientras Sánchez hablará de reconciliación, ella apoyará la vulneración de derechos y libertades que, según ella, ejerce el Estado: "Esta actitud represiva es incompatible con el título del acto que incluye el término reencuentro. El verdadero reencuentro que deseo que se produzca pronto es el del Estado español con la vía política y la negociación", ha apuntado.