El candidato del PP a las elecciones catalanas, Alejandro Fernández, ha ironizado este miércoles que la Generalitat ha seguido el ejemplo de la Comunidad de Madrid pese a criticarlo y ha relajado ciertas restricciones contra la pandemia de covid-19.

En un acto en Barcelona junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, Fernández ha acusado al Govern de electoralismo: "Ha llegado la campaña electoral y el Govern ha tenido a bien hacer exactamente, no lo mismo --¡ojalá!--, sino un poquito de Ayuso, a ver que no fueran a perder votos".

Fernández ha reflexionado que, ya que los políticos han cobrado su nómina pública cada mes, deberían tener "siempre como exclusiva prioridad" pensar en quienes han tenido dificultades económicas por la pandemia, y ha defendido una política de ingresos cero-impuestos cero, con moratorias y rebajas fiscales.

Señalar sin prueba

El candidato ha acusado al Govern de --excepto en campaña-- "señalar con el dedo, estigmatizar, convertir sin ninguna prueba objetiva en foco de contagio unos sectores que habían hecho inversiones muy importantes para garantizar la salud de clientes y destrozarles la vida sistemáticamente".

"Están perdiendo su función de servicio público y de vocación política", ha lamentado, y se ha comprometido a trabajar con el mismo espíritu que Ayuso, para que los sectores afectados tengan un Govern que les deje respirar, dice.