La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, viaja este jueves a Colombia en una visita que ha venido precedida por la polémica ante las acusaciones formuladas desde Venezuela de que España estaría apoyando supuestos "planes golpistas" por parte de Bogotá y por la decisión de Caracas de expulsar a la embajadora de la UE en respuesta por las nuevas sanciones adoptadas por los Veintisiete.

Desde Exteriores, se pone en valor que Colombia es un "socio estratégico" para España y el deseo de seguir acompañando el proceso de paz en este país, pero ha sido la visita prevista a la frontera con Venezuela para conocer de primera mano la situación de los migrantes venezolanos lo que más parece haber molestado a Caracas.

Así, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, denunció la semana pasada que el Gobierno de Pedro Sánchez articula con el presidente colombiano, Iván Duque, "planes golpistas y desestabilizadores contra Venezuela desde Colombia".

La propia ministra salió al paso de estas acusaciones, defendiendo que "el Gobierno de España no se dedica a actividades golpistas ni en Latinoamérica ni en ningún otro lugar del mundo", pero la decisión de la UE de ampliar las sanciones contra dirigentes implicados en el proceso electoral de diciembre ha abierto un nuevo capítulo.

Así, además de proceder este miércoles a expulsar a la embajadora de la UE, el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, entregó notas de protesta a los representantes diplomáticos de España, Francia, Alemania y Países Bajos, denunciando que estos cuatro países actuaron "con mayor mala intención para fomentar nuevos ataques contra Venezuela".

Este jueves, horas antes de que González Laya dé comienzo a su visita, Arreaza ha señalado en su Twitter que el objetivo del viaje será "expresar apoyo" al presidente colombiano, Iván Duque, "por promover el bloqueo y, en consecuencia, la migración" así como "por prestar su territorio y financiar el entrenamiento de mercenarios para generar violencia en Venezuela".

Reconocer el esfuerzo de Colombia

Entretanto, la ministra ha defendido su viaje, que arrancará precisamente con un encuentro con Duque este mismo jueves a su llegada. Durante su comparecencia en la Comisión de Exteriores del Senado, ha subrayado que uno de los objetivos de la visita es "reconocer el gran esfuerzo" que está haciendo Colombia con los refugiados venezolanos y que recientemente ha aprobado un estatuto de protección temporal para ellos.

Para ello, el sábado se desplazará a Cúcuta junto con la ministra de Exteriores colombiana, Claudia Blum, para conocer la situación sobre el terreno y ver de primera mano el trabajo que llevan a cabo para ayudar a los migrantes venezolanos los organismos multilaterales y las ONG.

En este sentido, la ministra ha recordado también la solidaridad española, que el pasado mayo organizó una conferencia de donantes para recabar fondos para los países de la región, que han recibido el grueso de los casi 5,5 millones de venezolanos que han abandonado el país, de los que 1,7 millones de encuentran en Colombia, de los que solo 700.000 se encuentran en situación regular. Según datos de ACNUR, España es el país con más refugiados venezolanos reconocidos, con más de 57.000.

Por su parte, Blum ha destacado que su visita conjunta "busca aumentar el trabajo en la protección de los Derechos Humanos de todos los migrantes que llegan" a Colombia. "Ante la situación de la migración en Colombia, la cooperación internacional es absolutamente esencial y por eso valoramos muchísimo la visita" de González Laya, ha asegurado en un vídeo.