El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que el modelo vasco de gestión de las prisiones "no será ilegal", sino "más humano, como marca la Constitución".

En una entrevista que publica Deia, Erkoreka ha dicho que dentro del Ejecutivo vasco se ha valorado esa transferencia pero la satisfacción será "plena" cuando se culmine el traspaso de materias pendientes y se pueda hablar de "cumplimiento total del Estatuto de Gernika".

Sobre la gestión de las prisiones, ha asegurado que la actuación del Gobierno vasco "va a ser honesta, sincera, leal y concreta, como con el resto de los servicios", y que no hay motivo para "los prejuicios" hacia lo que será su gestión.

Ha reflexionado que "la ley penitenciaria ha sido aplicada de diferentes maneras por gobiernos distintos, y no hay más que ver el contraste que existe entre la gestión de esa ley por parte del Gobierno de Rajoy y la que está haciendo el Gobierno actual".

"Más humano"

"Hay un margen que va a ser aprovechado por el Gobierno vasco para avanzar en un modelo que no es ilegal, pero que sí es más humano, más resocializador, que está pensando más en la vertiente humana de las personas privadas de libertad, y en el objetivo último de reinserción y resocialización que marcan las normas europeas, o incluso la propia Constitución, como objetivo último de las penas privativas de libertad", ha dicho.

En concreto, ese modelo de gestión, "acorde con los acuerdos del Parlamento Vasco y en estrecha sintonía con el tercer sector social, será mucho más humano y cercano".