A partir del próximo 20 de mayo, el Gobierno quiere permitir la entrada de turistas desde países de fuera y dentro de la Unión Europea con una buena condición epidemiológica sin exigir una PCR negativa y aunque no estén vacunados. Así lo ha comunicado el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, en declaraciones a Vozpópuli tras un seminario sobre el sector del Parlamento Europeo en Madrid.

Actualmente, la Unión Europea prohíbe los viajes no esenciales de pasajeros procedentes de terceros países, entre los que se encuentra Reino Unido tras el Brexit, salvo algunas excepciones. Además, los turistas procedentes de países de riesgo de la UE están obligados a presentar un PCR negativo. Sin embargo, el próximo 20 de mayo se revisará la recomendación 912 que regula estos viajes.

El Gobierno está negociando con el resto de países comunitarios para flexibilizar la normativa actual, con el fin de abrir las fronteras a los viajeros procedentes de países con una incidencia epidemiológica baja. Además, Valdés aclara que también se eximirá de esta prueba negativa a países de la Unión Europea (UE) y espacio Schengen con mejor situación sanitaria.

"Basándonos en la evidencia científica, los viajeros de aquellos países con una incidencia acumulada relativamente baja, no suponen un riesgo epidemiológico. A esas personas no se les pedirá la PCR, es una forma de facilitar el tránsito", ha revelado Valdés, quien ha subrayado que esto no se circunscribe solo a Reino Unido, sino a todo país con buenos datos epidemiológicos, "como puede ser Alemania en un momento dado".

Adiós al cierre de fronteras

Tal y como ha declarado el secretario de Estado de Turismo, el Gobierno aboga por poner fin al cierre de fronteras en caso de que "ocurran rebrotes o una subida de incidencia acumulada en los países a los que se permita viajar sin PCR".

"En vez de cerrar las fronteras, empezarán a funcionar otras medidas como el pasaporte covid o el reconocimiento mutuo. Es decir, si la incidencia sube por encima de la barrera establecida, no se cerrará la frontera con el país, se permitirá viajar con el pasaporte covid (PCR negativa, certificado de vacunación o de haber pasado la enfermedad)", añade.

Sin restricciones para los británicos

Aún existen restricciones a países clave como Reino Unido, que históricamente ha ocupado el primer puesto como país emisor de visitantes a nuestro país, con 18 millones de personas en 2019. En este sentido, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ya había avanzado este miércoles que espera que a partir del 20 de mayo se permita la entrada a España de turistas británicos "sin PCR".

Los turistas británicos "podrían venir a partir del 20 de mayo sin PCR, puesto que los índices de incidencia está por debajo del rango que ahora mismo se está revisando que estaría en torno a los 50 (casos) de incidencia acumulada" por cada 100.000 personas, señalaba la ministra en otra rueda de prensa esta misma semana.

Reino Unido mantiene las restricciones a los viajeros procedentes de España

"Según los epidemiólogos, se define una persona segura si tiene una PCR negativa, si ha pasado la enfermedad o si acredita estar vacunada", ha defendido la ministra, haciendo referencia a la necesidad de cumplir una sola de las condiciones. "En esta vida hay que arriesgarse" y "con el 30% de población vacunada ya se dan elementos de seguridad", ha añadido.

Sin embargo, las restricciones por parte de Londres –que no se revisarán hasta el 28 de mayo y podrían alargarse con la evolución epidemiológica de España- continúan torpedeando estos viajes. Actualmente el Gobierno británico no considera España como zona verde, por lo que obliga a todos aquellos que regresen de nuestro país a llegar con un test negativo, realizar una cuarentena de 10 días, y realizarse dos PCR tras su llegada. 

El riesgo de la cepa india

La apertura de las fronteras españolas con las británicas sin el requisito de la PCR negativa abre la puerta a que penetre en nuestro país la cepa india, como apuntan expertos en inmunología consultados por este diario. No hay que olvidar que Reino Unido es el segundo país del mundo con más casos detectados de la variante india, tal y como señala el último informe del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

El inmunólogo Alfredo Corell advierte de que todavía "no hay pruebas sobre la capacidad de las vacunas para evitar los contagios", es más, "no han sido diseñadas para ello". Las actuales vacunas contra la covid se ponen por "vía intramuscular, protegen bien en sangre, pero no tan bien en zonas de acceso. Para reforzarlo tendrán que llegar las vacunas orales y nasales". Una de las que está desarrollando el CSIC va en esta línea.

La cepa india es considerada variante de interés tanto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como por la Unión Europea, y lo es por tres motivos:

  • Tiene mayor capacidad de transmisión que otras variantes.
  • Produce una enfermedad algo más grave.
  • Los anticuerpos reaccionan peor.

Esta variante presenta 13 mutaciones, 2 en la proteína S, la famosa corona. Una se parece a la mutación de la cepa californiana (conocida como variante del diablo" que "puede reducir la efectividad de los anticuerpos neutralizantes, y otra mutación está contenida también en las variantes británica, brasileña y sudafricana y la hacen más transmisible. "Las vacunas van respondiendo a estas variantes, pero con algo menos de efectividad".

El Gobierno quiere recuperar turistas

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha presentado este miércoles una campaña publicitaria, a la que destinará 8 millones de euros, para captar a turistas internacionales y, especialmente, británicos, el mercado más importante para España. "Con esta campaña aspiramos a recuperar una gran parte de los turistas que nos visitaron en 2019", ha asegurado la ministra, Reyes Maroto.

El objetivo marcado por el Gobierno es cerrar el año con al menos el 50% de los turistas internacionales registrados en 2019, cuando se alcanzó la cifra récord de 84 millones de visitantes. Es decir, que la pretensión es recibir 47 millones de turistas extranjeros este año, aunque hasta marzo apenas habían llegado 1,2 millones de personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).