La vicepresidenta primera del Gobierno, la socialista Carmen Calvo, ha descalificado el informe estadounidense que alerta de ataques a la prensa por parte del Ejecutivo y, además de negar tales acusaciones, ha cuestionado su autoría: "Es el último coletazo de la Administración Trump", sostiene, en alusión al anterior presidente norteamericano.

Tras asistir a la toma de posesión de Mercedes González como nueva delegada del Gobierno en Madrid, la vicepresidenta Carmen Calvo ha sido preguntada por los periodistas por ese informe en el que se habla de ataques verbales del Gobierno a los periodistas, se denuncian ataques físicos a reporteros en manifestaciones y se mencionan "repetidos ataques" de Vox contra medios de comunicación. "Niego la mayor --ha contestado--. Ni es un informe ni una amonestación".

Según ha explicado, se trata de "el último coletazo de (Donald) Trump, que afortunadamente ya no está" en la vida política. A su juicio, ningún país, como Estados Unidos, se puede "permitir el lujo" de decir a la democracia española cómo funcionan nuestras libertades y en este caso nuestros medios y la libertad de expresión".

Y "mucho menos", ha añadido, que sea la Administración Trump la que "precisamente" pueda decir a un país como España cuestiones relativas a "la libertad y la dignidad de los medios".

El PP pide explicaciones al Gobierno

El Partido Popular se ha movilizado este miércoles para arremeter en masa contra el Gobierno de Pedro Sánchez por el informe elaborado por Estados Unidos en el que alerta que el Ejecutivo de España está atacando a algunos medios de comunicación. En este sentido, el líder de los 'populares', Pablo Casado, ha exigido explicaciones urgentes en el Parlamento sobre este asunto.

Así se ha pronunciado Casado en un mensaje en su perfil de Twitter, recogido por Europa Press, haciéndose eco del informe publicado por el Departamento de Estado estadounidense en el que se detallan algunos de estos ataques, como el del 1 de marzo de 2020, cuando el presidente, Pedro Sánchez, acusó a los medios "conservadores" de "agitar a la sociedad" cada vez que "los conservadores pierden una elección", y el exvicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias afirmó que la prensa crítica con el Gobierno había "ofendido la dignidad del periodismo".

Según censura Casado, estos "ataques" del Gobierno de Sánchez, el PP "los lleva denunciando dos años" y es por ello por lo que insiste en exigir explicaciones en las Cortes Generales al Ejecutivo.

En esta línea también se ha expresado el vicesecretario de comunicación del partido, Pablo Montesinos, que ha lamentado que "el mayor enemigo de la libertad de información esté en el Gobierno" y eso, según considera, "daña la imagen de España".

"Sánchez tiene rectificar esta deriva. Basta de señalamientos a periodistas, falta de la transparencia y escasa rendición de cuentas. Siempre en defensa de la libertad de prensa", ha proclamado Montesinos también en un mensaje en su perfil oficial de Twitter, recogido por Europa Press.