La grave fractura diplomática entre Madrid y Rabat no es impedimento para que España compre más material de seguridad con destino a Marruecos. La Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración Políticas Públicas (Fiiapp), organismo público dependiente del Gobierno, estudia las ofertas presentadas por empresas privadas para la adquisición de 90 quads todoterreno que entregará al reino alauí. A esa adjudicación hay que sumar la de 98 cámaras térmicas de largo alcance. todo ello por un valor próximo a 8 millones de euros.

El pago se hará en base a fondos de la Unión Europea, en un procedimiento similar al que sirvió para la adquisición de 220 vehículos todoterreno, 36 camiones y cinco lanchas enviados al reino alauí en los dos últimos años. La compra de los quads, no obstante, se produce tras la entrada de unos 10.000 inmigrantes a Ceuta por vías irregulares.

De acuerdo a la documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli, el expediente para la compra de los nuevos vehículos se inició el pasado 24 de marzo. Tras incorporar ligeras modificaciones para la aclaración de las características técnicas, por fin se publicaron el anuncio de licitación y el pliego de condiciones -con las pertinentes correcciones- el pasado 25 de mayo, una semana después de la entrada masiva de inmigrantes en Ceuta. Actualmente el procedimiento está en fase de evaluación.

Las condiciones exigidas

De los 90 quads que España comprará con fondos de la Unión Europea, 30 son automáticos; todos ellos con una cilindrada mínima de 650 centímetros cúbicos. Junto a los vehículos se entregarán manuales de mantenimiento y de usuario en francés. “Todos los equipos suministrados por la empresa deben ser nuevos, de reciente fabricación y tener un período mínimo de garantía de 24 meses a partir de la fecha de recepción provisional en Marruecos”, detalla el pliego de prescripciones técnicas. El contratista se comprometerá a tener piezas de recambio durante al menos diez años para hacer frente a cualquier contratiempo.

Además, las empresas adjudicatarias deberán proveer a las autoridades marroquíes de un servicio de formación. En concreto, se instruirá a veinte agentes del país vecino en el mantenimiento de los vehículos, en un curso de cinco días que se impartirá en francés. “El costo de la formación se entiende incluido en la oferta económica y, por lo tanto, no hay derecho a un suplemento financiero”. En total se ha reservado una partida próxima a 1,5 millones de euros para la adjudicación del contrato.

La gestión de la licitación corresponde a la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración Políticas Públicas (Fiiapp), cuyo patronato preside la vicepresidenta Carmen Calvo e integra a otros miembros del Gobierno y altos cargos ministeriales. La compra se ejecuta en base al programa Apoyo a la gestión de fronteras y la migración en Marruecos, financiado a través de un Fondo Fiduciario de Emergencia de la Unión Europea para África.

La compra de los quads no es la única que se aprobará tras la crisis vivida en Ceuta tras la entrada de casi 10.000 personas por vías irregulares. Esta misma fundación adjudicó el día 28 de mayo la adquisición de “98 cámaras-visores térmicas refrigeradas portátiles largo alcance” [sic] destinadas a Marruecos por un importe superior a 6,5 millones de euros.

Otras compras para Marruecos

También se contrataron a finales de junio los servicios de asistencia técnica local especializada en el ámbito administrativo, así como de los servicios de interpretación y traducción, “para apoyar las labores administrativas y de gestión logística de las actividades” de la Presidencia del Ministerio Fiscal de Marruecos.

Los procedimientos se articulan a través del mismo mecanismo que ha permitido la compra en los dos últimos años de 13 lotes con destino a Marruecos que incluían 18 camiones cisterna, 220 vehículos todoterreno, 130 vehículos con rejilla y otros 18 camiones para el transporte de tropas, amén de otros elementos de seguridad relacionados con las telecomunicaciones y la vigilancia. Todos ellos adquiridos por la FIIAPP y pagados con fondos europeos.

A esas compras habría que sumar las ayudas materiales y económicas que el Ministerio del Interior ha destinado al reino alauí para el control de flujos migratorios, pagados con fondos presupuestarios españoles. Desde 2007 ha transferido a Marruecos partidas por valor de 36.690.000 euros. En 2017 se envió un vehículo todoterreno, tres quads, diez prismáticos de visión nocturna y cinco analizadores de gas portátiles. En 2018, otros 75 vehículos todoterreno.