El gobierno de Gibraltar confía en reabrir "muy pronto" las rutas comerciales por vía aérea y marítima con Marruecos. Ya negocia con Royal Air Maroc y otras empresas para restablecer los enlaces, tal y como desveló uno de sus representantes en una reunión mantenida con miembros de la comunidad marroquí que residen en el Peñón. Movimientos que tienen lugar poco después de que el reino alauí decretase la impermeabilidad de sus fronteras de aquellos ciudadanos marroquíes que tratasen de llegar a su territorio en la Operación Paso del Estrecho.

Fuentes oficiales del gobierno gibraltareño informaron de que su ministro de Empresa y Turismo, Vijay Daryanani, mantuvo un encuentro con Ali Doussi, representante de la Asociación de la Comunidad Marroquí. Uno de los asuntos que se abordaron fue la situación en la que se encuentran los ciudadanos marroquíes residentes en Gibraltar, que debido a la pandemia no pueden viajar al reino alauí desde el Peñón.

De acuerdo a las mismas fuentes, el ministro Vijay Daryanani detalló los "esfuerzos" que su gobierno ha llevado a cabo para "intentar establecer vínculos marítimos y aéreos con Marruecos". En este sentido, aseguró al representante de la Asociación de la Comunidad Marroquí que el gobierno gibraltareño está en contacto con Royal Air Maroc y otras entidades comerciales para tratar de establecer enlaces marítimos y aéreos.

El ministro de Empresa y Turismo de Gibraltar apuntó que su gobierno mantendrá sus esfuerzos para restablecer las rutas marítimas y aéreas con Marruecos en la mayor brevedad posible: "El confinamiento continuado en Marruecos ha complicado aún más la situación". Y destacó que "la comunidad marroquí" es "una parte integral de la familia de Gibraltar".

Crisis Marruecos-España

Las gestiones que lleva a cabo Gibraltar para restablecer las conexiones con Rabat contrastan con el cierre de las fronteras que Rabat decretó para todos sus ciudadanos que trataban de llegar al país desde España en la llamada Operación Paso del Estrecho. El gobierno marroquí anunció a principios del mes de junio que sólo aceptaría a los ciudadanos que procediesen en barcos desde puertos de Francia e Italia, pero no desde los españoles.

Marruecos apuntó en un comunicado que la decisión se debía a motivos sanitarios, debido a la incidencia del coronavirus. El anuncio, no obstante, se produjo en un contexto de grave crisis diplomática entre Madrid y Rabat, marcada por la reivindicación marroquí sobre el Sáhara, la presencia del líder del Frente Polisario en nuestro país y la crisis que se vivió en Ceuta tras la entrada de alrededor de 10.000 personas desde el reino alauí. Elementos de una ruptura entre Madrid y Rabat que han culminado con el reciente cese de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, y el nombramiento en el cargo de José Manuel Albares.

"Es una decisión que respetamos y que se produce en un contexto de pandemia en la que hay que extremar la máxima seguridad", señalaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación a Vozpópuli en relación a la decisión anunciada por Marruecos de suspender la Operación Paso del Estrecho. Alrededor de tres millones de ciudadanos marroquíes cruzan cada año la Península para regresar a su país.

Gibraltar confía en recuperar las rutas

La comunidad marroquí que reside en Gibraltar también se vio afectada a partir de la pandemia, en el sentido de que se suspendieron las rutas comerciales entre ambos puntos. "Han tenido enormes dificultades para visitar a sus familiares en Marruecos durante la pandemia", aseveran desde el equipo dirigido por Fabian Picardo.

El ministro de Empresa y Turismo de Gibraltar aseguró al representante de la Asociación de la Comunidad Marroquí que "el Gobierno seguirá trabajando para lograr el establecimiento de dichas conexiones con Marruecos muy pronto".