La Fiscalía ha pedido 15 años de prisión para el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, 8 años y 9 meses para su hijo Gerardo Díaz Santamaría y otros 8 años para el empresario Ángel de Cabo por el vaciamiento del Grupo Marsans, a quienes acusa, entre otros delitos, de integración en grupo criminal, según informa este miércoles la agencia Efe.

En su escrito de acusación, el fiscal pide penas carcelarias para once personas, a las que acusa de los delitos de integración en grupo criminal, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

La Fiscalía pide penas más reducidas para De Cabo e Iván Losada, "mano derecha" del dueño de Viajes Marsans que se enfrenta a 4 años y 3 meses de prisión, porque colaboraron con la justicia, y reclama además a Díaz Ferrán y otros acusados una multa de 5 millones de euros por blanqueo.