España

Piqué tendrá que pagar 2,1 millones a Hacienda por simular sus derechos de imagen

La Audiencia Nacional considera que jugador traspasó sus derechos de imagen por un "precio totalmente irrisorio y fuera de la realidad" con la única finalidad de pagar menos impuestos; el futbolista podrá recurrir el ante el Tribunal Supremo

Shakira y Gerard Piqué
Shakira y Gerard Piqué Gtres

Gerard Piqué ha perdido el pulso ante Hacienda. La Audiencia Nacional ha dado la razón a la Agencia Tributaria al considerar que el jugador del Fútbol Club Barcelona simuló la venta de sus derechos de imagen por un importe de 3.000 euros con la intención de pagar menos al fisco. Tras la decisión de la sala de lo contencioso, que podrá recurrir ante el Tribunal Supremo, el defensa tendrá que pagar 2,1 millones en multas e impuestos atrasados entre 2008 y 2010.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Vozpópuli y ha sido adelantada por El Confidencial, el tribunal ha rechazado el recurso contencioso-administrativo que Piqué interpuso contra una resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) dictada en diciembre de 2016. En aquella resolución se le condenaba a pagar 1,4 millones de euros en impuestos atrasados de los ejercicios de 2008, 2009 y 2010. A la factura se le añadían otros 678.012,59 euros en concepto de multas. 

Con el fallo del 13 de mayo, la Audiencia Nacional confirma y respalda la decisión que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dictó en 2018. La Justicia ya había dado por probada la inspección de Hacienda que determinaba que el futbolista había simulado, a través de la sociedad Kerard Project 2006, el traspaso de sus derechos de imagen por un "precio totalmente irrisorio y fuera de la realidad" con la única finalidad de pagar menos impuestos.

"Se obtuvo una ventaja fiscal"

Lo cierto, han insistido los jueces, es que Piqué estaba vinculado con dicha sociedad y que la relación mercantil era una simulación, aunque el futbolista defienda que no lo era. En la sentencia, el tribunal ha hecho la comparativa entre el contrato que el defensa del Barça firmó para ceder sus derechos de imagen a Kerard Project 2006 por 20 años a 3.000 euros y el que firmó con Nike por un año a 70.000 euros.

En el fallo, de 32 páginas, los magistrados han analizado los demás contratos cuestionados por la Agencia Tributaria: el de Kerard Project, el de International Management Group (IMG) y el del Fútbol Club Barcelona. Los contratos celebrados entre estas dos últimas sociedades "en fechas 16 de mayo de 2008 y 26 de febrero de 2010, son contratos simulados absolutamente que instrumentan el pago de las comisiones que el GPB había de pagar a IMG en calidad de representante del jugador".

A juicio del tribunal, de este modo "se obtuvo una ventaja fiscal consistente la disminución de los rendimientos del trabajo que de otro modo no hubieran podido minorar en las cantidades satisfechas a IMG al no derivar el rendimiento de actividades profesionales".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba