El pasado lunes Rusia lanzó, al segundo intento, el primer nanosatélite catalán. Lo que no esperaba la Generalitat es que en el cosmódromo de Kazajistán desde el que se lanzó, la bandera de Cataluña brillaba por su ausencia, pero la que sí estaba presenta fue la española.

Este hecho no pasó desapercibido para las autoridades catalanas presentes en el lanzamiento de su nanosatélite al espacio, tal y como se puede comprobar en el mensaje que el secretario de Políticas Digitales, David Ferrer, compartió en Twitter: dos imágenes en las que no hay ni rastro de la bandera de España (y tampoco de la de Cataluña).

En la primera foto se puede ver al propio Ferrer señalando la imagen central de la lona y él situado a la derecha, en la parte en la que 'casualmente' se encontraba la bandera española (tal y como se puede comprobar en otra foto en la que se ven claramente todas las banderas que hay).

Nanosatélite catalán

El lanzamiento de estos primeros nanosatélites forma parte de la denominada Estrategia NewSpace de la Generalitat, impulsada por el departamento de Políticas Digitales, que lidera Jordi Puigneró, para que Cataluña potencie su sector aeroespacial, creando 1.200 empleos hasta 2025 y 280 millones de facturación.

El Ejecutivo catalán prevé inyectar 18 millones de euros en cuatro años en esta estrategia, que contempla la creación de una agencia espacial -una suerte de 'NASA catalana'- y la puesta en órbita de los dos primeros nanosatélites.