Construcciones Deco, Copisa, Fundación ACS, Grupo Soler, Tec Cuatro y Teyco donaron -entre 2008 y 2015- 2,8 millones de euros a la Fundación Privada Fórum de Barcelona y a la Fundación Catalanista i Demócrata (CatDem). Así consta en los libros de contabilidad de las dos instituciones cercanas a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) recogidos en un informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso Vozpópuli. En el documento, enviado al juez que instruye el caso 3%, los agentes detallan cómo la formación catalana se valió de ambas fundaciones para beneficiarse de sus donaciones y costear y ocultar "posibles operaciones fraudulentas". 

En la causa, que se sigue en la Audiencia Nacional, se investiga a varios "altos cargos" de Convergència por poner en marcha "una estructura para financiar ilegalmente al partido en forma encubierta". Según consta en uno de los autos del magistrado José de la Mata, los dirigentes imputados alteraron "todo tipo de concursos públicos" para "dirigir" las adjudicaciones a las empresas que realizaron donaciones a las fundaciones afines a CDC. El importe de los contratos bajo sospecha alcanza los 175 millones de euros. 

En el marco de las pesquisas, 15 compañías se encuentran imputadas desde junio de 2019 por haber pagado presuntas comisiones ilegales al partido catalanista a cambio de obra pública. Se les acusa de presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capitales. Seis de ellas figuran en las cuentas de Fórum y CatDem a las que ha tenido acceso la Guardia Civil.

Presuntas comisiones ilegales

En 2018, durante un interrogatorio en la Audiencia Nacional, los empresarios de Construcciones Deco Ramón Blázquez y Antonio Cañellas -ambos imputados- aseguraron al juez que las aportaciones respondían a motivos ideológicos y que en ningún caso se depositaron a cambio de obra pública. Según consta en el listado recogido en el informe del pasado 16 de diciembre, la constructora llegó a abonar 210.000 euros en concepto de donaciones a la CatDem y 295.000 a Fórum. En total, los agentes contabilizan 15 aportaciones de la Construcciones Deco a las fundaciones cercanas a CDC

En el caso de la Constructora Pirinaica S.A (Copisa) las donaciones alcanzaron los 810.000 euros a CatDem y 710.000 a Fórum. La Guardia Civil hace referencia a 41 ingresos de entre 15.000 y 100.000 euros. Xavier Tauler, ex consejero delegado de la compañía imputado también en el caso Pujol, fue detenido en 2015 en el marco de las pesquisas del 3%. 

Florentino Pérez, presidente de ACS.

A la lista se suma la Fundación ACS. A su nombre constan 180.000 euros destinados a Fórum y 210.000 a CatDem. Según las cuentas de ambas instituciones catalanas, se realizaron cinco depósitos. El Grupo Soler, por su parte, está presente con una aportación de 50.000 euros a Fórum y cinco ingresos a CatDem para un acumulado de 125.000 euros. Su principal ejecutivo, Jordi Soler, fue uno de los seis empresarios detenidos en 2015, acusado de pagar mordidas a las fundaciones afines a CDC a cambio de adjudicaciones por parte de las administraciones controladas por el partido. 

La catalana Tec Cuatro es otra de las sociedades que figura en las cuentas de CatDem con una donación de 50.000 euros. La empresa fue imputada el pasado verano después de que constara en la investigación un correo electrónico intervenido en el que se evidencia cómo uno de sus socios -Antonio García-Bragado- acordó el pago tras resultar adjudicatario de la preparación del proyecto del AVE Barcelona-Frontera Francesa. En el caso de Teyco, otra de las constructoras investigadas, la Guardia Civil recoge una aportación de 43.800 euros y otras cuatro con un valor acumulado de 150.000 euros a Catdem. 

Desvío de fondos a CDC

Según el informe al que ha tenido acceso este diario, las seis empresas investigadas donaron entre 2008 y 2015 un total de 1,2 millones de euros a Fórum y 1,5 millones a CatDem. En ese mismo periodo las fundaciones habrían recibido en concepto de donaciones un total de 3,7 millones y 9 millones, respectivamente.

Tal y como adelantó Europa Press, los agentes de la Guardia Civil consideran que Convergència se benefició de dichas aportaciones, ya fuese a través de trabajadores que estaban en nómina de las fundaciones o mediante la emisión de cargos por servicios cuya realidad se cuestiona.