España

Las fronteras de España, blindadas ante la cumbre del G7 por motivos de seguridad

Los dispositivos de seguridad previstos en Biarritz convertirán la ciudad en un auténtico búnker con más de 2.800 efectivos destinados a este operativo

Seguridad con motivo de la cumbre del G7 en Biarritz (Francia)
Seguridad con motivo de la cumbre del G7 en Biarritz (Francia)

Capital del mundo durante tres días debido a la celebración este fin de semana de la cumbre del G7, el dispositivo de seguridad previsto en Biarritz convertirá el lugar en una ciudad blindada con vigilancia terrestre, aérea y marítima y fuertes restricciones para residentes y trabajadores.

El centro de Biarritz se ha dividido en dos zonas. La primera, de protección reforzada porque incluye el hotel en el que tendrá lugar la cumbre, abarcará su litoral, prohibirá el tráfico y el aparcamiento y solo permitirá su acceso a residentes, trabajadores y asistentes mediante la correspondiente acreditación.

La segunda, que se amplía a parte del interior de la ciudad, autoriza parcialmente el uso de vehículos pero, desde este viernes, requerirá igualmente un pase específico.

Uno de los controles de seguridad realizados en Biarritz
Uno de los controles de seguridad realizados en Biarritz Efe

Su alcalde, el centrista Michel Veunac, calcula que estas restricciones afectan directamente a una cuarta parte de Biarritz, donde el acceso a su playa principal y las actividades náuticas también estarán vetadas.

2810 efectivos

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CyFSE) están "preparados para garantizar la seguridad y los derechos y libertades de los ciudadanos" durante la cumbre del G7 y ha asegurado que "no hay ninguna improvisación".

Marlaska ha destacado que los cuerpos policiales están "formados y preparados para prevenir hechos violentos que se producen en algunas cumbres", en alusión a movimientos como los 'Chalecos amarillos', radicales de izquierdas o anarquistas que en acontecimientos de este tipo "buscan tener su protagonismo", el cual, según ha dicho, "la sociedad acepta y admite siempre que sea pacífico".

En ese sentido, ha detallado que se han destinado 2.810 efectivos a este operativo, que se distribuyen en 1.878 de la Guardia Civil y 932 de la Policía Nacional y que se dedicarán a funciones de información, extranjería, control de fronteras y acciones conjuntas con Francia, especialmente.

La DGT aconseja evitar cruzar la frontera

Tal y como contó Vozpópuli, la Dirección General de Tráfico (DGT) lleva días advirtiendo a los conductores para que eviten el paso fronterizo de Irún-Hendaya durante los días que dure la cumbre. Los estrictos controles policiales y la consecuente acumulación de vehículos provocarán a buen seguro largos atascos en la autopista que une Francia y España. Todo para blindar la localidad y los alrededores donde se reunirán Donald Trump (EEUU), Boris Johnson (Reino Unido), Angela Merkel (Alemania), Carlos Giuseppe Conte (Italia), Justin Trudeau (Canadá), Shinzo Abe (Japón) y el anfitrión, Emmanuel Macron (Francia).

Esta cumbre coincide con la operación 'Paso del Estrecho', en la que "habitualmente se mueven más de 3,5 millones de ciudadanos todos los años y más de 800.000 vehículos en tránsito". Tras destacar que se ha hecho un "trabajo importante" de la DGT y del ministerio para intentar evitar el paso por la frontera de Irún y que los conductores hagan "el sacrificio de cambiar de ruta", ha solicitado la colaboración de la ciudadanía.

Coordinación con la Ertzaintza 

Tras mostrar su agradecimiento a la labor de los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en este operativo, el titular de Interior en funciones ha resaltado también la coordinación con la consejería vasca de Seguridad y la Ertzaintza, y la implicación de la policía foral y la local, en especial de la de Irún.

De este modo, ha insistido en que los diferentes cuerpos policiales están "formados y preparados para prevenir hechos violentos que se producen en algunas cumbres". El ministro se ha referido a movimientos como los 'Chalecos amarillos', radicales de izquierdas o anarquistas que en acontecimientos de este tipo "buscan tener su protagonismo" el cual, según ha dicho, "la sociedad acepta y admite siempre que sea pacífico".

Durante su visita al País Vasco, Fernando Grande-Marlaska ha supervisado el control de seguridad de la Policía Nacional en el Puente de Behobia. Además, ha podido comprobar el dispositivo de seguridad de la Guardia Civil desplegado en el embarcadero de Hondarribia y ha hecho un breve recorrido a bordo de una patrullera de la Guardia Civil.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba