El Tribunal de Cuentas considera culpable del fraude de cuatro millones de euros registrado en septiembre de 2019 en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València a la exresponsable de Administración de la entidad, Celia Zafra. De este modo, este organismo condena a la extrabajadora a pagar 4,2 millones de euros.

Así lo ha anunciado este miércoles el presidente de la EMT y edil de Movilidad Sostenible en la ciudad, Giussepe Grezzi, en una rueda de prensa convocada para dar a conocer este fallo. "Es un día muy importante", ha asegurado, al tiempo que ha valorado las "novedades muy relevantes" conocidas respecto a la estafa a partir de esta sentencia.

"El Tribunal de Cuentas ha determinado que la exdirectora de Administración de la EMT, Celia Zafra, debe abonar 4.210.750 euros que incluyen 150.778 euros en concepto de intereses de demora por su responsabilidad contable en el fraude contra la empresa municipal", ha expuesto.

Única despedida por el fraude

Según Grezzi, el Tribunal de Cuentas considera culpable a la exempleada, única despedida por el fraude aunque su despido fue declarado improcedente por juzgado, "por haber permitido el fraude por saltarse todos los procedimientos que sí teníamos en la EMT: de órdenes de pago, firma electrónica mancomunada y organigrama de la empresa, que hacía una clara separación de funciones y responsabilidades".

El edil ha afirmado que la resolución del Tribunal de Cuentas "confirma, punto por punto", lo dicho por parte de los responsables de la EMT "desde el primer día que descubrimos el fraude".