La Audiencia Nacional ha otorgado este miércoles un primer permiso al líder de la trama de corrupción 'Gürtel', Francisco Correa, que le permitirá ausentarse tres días de la cárcel de Valdemoro donde purga una condena de 79 años de prisión, a los que podrían sumarse otros 115 años por los casos pendientes.

El Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria ha puesto como condiciones que Correa sea recogido y reintegrado a la cárcel por un familiar o la persona que designe, que firme a diario en la comisaría que elija y que duerma en el domicilio que indique entre las 00:00 y las 08.00 horas de cada jornada.

No obstante, el mismo juzgado ha señalado que, en el caso de que la administración penitenciaria cuente con dispositivos telemáticos, estos se valorarán como preferentes a las anteriores medidas.

De esta forma, la Audiencia Nacional ha estimado el recurso presentado por Correa contra el acuerdo de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario Madrid III en el que se le denegó el permiso de salida. La Fiscalía había respaldado el permiso.

Buena conducta

El auto firmado por el juez José Luis Castro esgrime que Correa ha cumplido en exceso la cuarta parte de la condena y su comportamiento es correcto, a lo que añade que ha experimentado una evolución positiva mencionando su decisión de pagar la responsabilidad civil, su colaboración con la justicia en los últimos juicios y su deseo de participar en el Programa de Intervención de Delitos Económicos.

Sobre la conducta de Correa en la cárcel de Valdemoro, el magistrado resalta que Correa ha realizado las actividades de limpieza de carácter obligatorio y que desde el pasado mes de octubre se ha hecho cargo de la Comisión de Ayuda Legal para los demás presos, iniciando así una vía de mayor implicación en la dinámica del módulo de respeto.