Terrorismo

El contacto francés de la célula de Ripoll fue arrestado seis meses después del atentado

Las autoridades galas detuvieron en febrero a Mohamed Boumansour, que se alojó en Ripoll cuatro días antes del ataque en La Rambla y Cambrils 

Mohamed Houli
Mohamed Houli EFE

Las autoridades francesas arrestaron al principal contacto de la célula yihadista de Ripoll en el país galo seis meses después de los atentados de Barcelona y Cambrils que acabaron con la vida de 16 personas. Se trata de Mohamed Boumansour, un marroquí de 33 años que, al menos hasta la semana pasada, seguía recluido en una prisión de Francia, según informan a 'Vozpópuli' fuentes de la lucha antiterrorista. Este individuo mantuvo contacto con varios integrantes del grupo hasta cuatro días antes de los ataques.   

Estas mismas fuentes precisan que Boumansour, nacido en Arhbala (Marruecos), fue detenido en una operación junto a otras dos personas el 20 de febrero. Los arrestos tuvieron lugar en las regiones francesas de Gard y Tarn. En esta última localidad tenía fijada su residencia Boumansour, concretamente  en un piso de la calle Gambetta, en Albi.

De los tres detenidos, es el único que sigue preso diez meses después. Una vez detenido, la policía francesa registró ese piso, situado en la planta tercera. Entre los efectos encontraron un arma así como diversa documentación, siempre según las mismas fuentes consultadas.

La aportación del FBI

Las fuerzas de seguridad indagaron en los posibles contactos internacionales de los yihadistas de Barcelona y Cambrils. Se centraron en Marruecos, país del que procedía la mayoría de terroristas, y Francia. Un viaje al país galo antes de la matanza había activado las alertas, pero apenas había indicios. Fue clave la aportación de un chat de Facebook en los que intervenían dos de los terroristas detectado por el FBI para tirar del hilo que llevaba hasta Boumansour. 

Tenía vínculos principalmente con los hermanos Moussa y Driss Oukabir. El primero de ellos murió abatido por los Mossos d'Esquadra en Cambrils y el segundo -detenido el mismo día del atentado de La Rambla- es uno de los tres únicos procesados por estos hechos. En el sumario del caso al que ha tenido acceso este periódico hay varias conversaciones entre ellos.

El 15 de agosto de 2017, Moussa, recién llegado de Francia, le dio el teléfono de Boumansour a su hermano para que le llamase "urgente". Según la investigación, hablaron por teléfono en 75 ocasiones. Un día antes de esa conversación entre los hermanos, Boumansour se había alojado en un hotel de Ripoll llamado La Trobada.

El teléfono de este hotel es el que facilitó otro de los integrantes de la célula, Mohamed Hichamy, para alquilar una de las furgonetas usada por el grupo, según consta en la investigación. El arresto de Boumansour llevó al juez de Instrucción de la Sección Antiterrorista de París, Regis Pierre, a citar a declarar a los miembros de la célula encarcelados en España.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba