ELECCIONES EN CATALUÑA

El fracaso del 'procés' fragmenta el independentismo en 14 partidos

Formaciones de nuevo cuño o escisiones de ERC o JxCat buscan obtener representación parlamentaria el próximo 14 de febrero. La mayoría de ellas considera que el actual Govern ha renunciado a la vía unilateral

El fracaso del 'procés' fragmenta el independentismo en 14 partidos
El fracaso del 'procés' fragmenta el independentismo en 14 partidos Europa Press

La declaración fallida de independencia del Gobierno de Carles Puigdemont en otoño de 2017 ha propiciado la eclosión de una galaxia de partidos separatistas que buscan reeditar el pulso con el Estado o encontrar nuevas vías para lograr la secesión. Si tras el fracaso del procés, fueron tres las formaciones independentistas que concurrieron a las elecciones del 21 de diciembre de ese año, ahora son un total de 14 partidos quienes aspiran a concurrir a los comicios previstos para el 14 de febrero

Algunas de estas formaciones, como el PDeCAT o Demòcrates de Catalunya, se han escindido de Junts per Catalunya y ERC, respectivamente, por no compartir la estrategia de estos partidos, pero otras se han fundado recientemente con la esperanza de lograr los avales necesarios para presentarse en las elecciones. Tienen hasta el próximo 13 de enero para presentar ante la Junta Electoral los avales (unos 4.500 por Barcelona y entre 400 y 700 por las otras demarcaciones) y no es previsible que todas lo consigan.

La mayoría de estas organizaciones han nacido por su malestar con los partidos independentistas tradicionales de ERC, JxCat y CUP, y buscan reactivar el plan rupturista sin perder más tiempo ni que la nueva coyuntura de pandemia se convierta en un escollo o justificación para posponer el objetivo de la independencia.

En este sentido, tienen el apoyo de los siete secretarios que abandonaron recientemente la Assemblea Nacional Catalana (ANC), pero también de corrientes internas de la propia ANC o de colectivos separatistas que consideran que el actual Ejecutivo catalán no ha hecho nada para avanzar en el "mandato" que consideran surgió del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. 

1. ERC, eterna favorita

De acuerdo con los sondeos, ERC podría ser por primera vez la fuerza más votada en el Parlament. A la espera de que se hagan efectivos los indultos a los líderes condenados por sedición, Pere Aragonès será el presidenciable. 

A diferencia de los comicios del 21-D, Demòcrates de Catalunya, la formación liderada por el exdirigente de Unió Antoni Castellà, ha decidido no concurrir con los de Oriol Junqueras al considerar que han renunciado a implementar la "república catalana". En la misma línea, parte de las bases de ERC han criticado a la dirección por sus pactos con el PSOE y aplazar el objetivo separatista.

2. JxCat y el tándem Puigdemont-Borràs

El partido de Carles Puigdemont eligió a Laura Borràs, actual portavoz de JxCat en el Congreso, como "candidata efectiva" a la Generalitat.Aunque Puigdemont encabezará la candidatura, no se presentará a la investidura en caso de ganar las elecciones por su condición de prófugo de la justicia española. 

La victoria de Borràs, pendiente de ser juzgada por parte del Tribunal Supremo por malversación y fraude, significaría repetir la estrategia de Quim Torra al enfrentarse a una más que posible inhabilitación.

3. La CUP y un nuevo referéndum

La CUP ha iniciado un giro hacia el pragmatismo con la elección de Dolors Sabater, exalcaldesa de Badalona y exdirigente de la órbita de Podemos. El partido está dispuesto a asumir "responsabilidades ejecutivas". Es decir, entrar en un nuevo Govern. 

Su apuesta es celebrar otro referéndum en 2025, coincidiendo con el fin de la próxima legislatura. Los anticapitalistas han sido criticados por haber salido indemnes de las consecuencias penales del procés pese a haber sido la formación que más presionaba para mantener la vía unilateral. Su compromiso de entrar en el Govern si se dan los números es una oportunidad para borrar este estigma de "impostura" que arrastran entre algunos sectores del secesionismo.

4. PDeCAT, herederos de CiU

La atomización del espacio de la antigua Convergència es otra de las consecuencias del procés. Tras oficializarse el divorcio de JxCat y el PDeCAT, la exconsejera de Empresa, Ángels Chacón, está dispuesta a volver a la anterior política autonomista que representó Jordi Pujol.

El partido fundado por Artur Mas aún no se había presentado nunca en solitario en el Parlament. En 2015 lo hizo bajo el paraguas de Junts pel Sí -la candidatura unitaria que englobaba a ERC, JxCat y PDeCAT- y en 2017 con JxCat. Su apuesta pasa por negociar un referéndum de autodeterminación con el Estado.

5. Partit Nacionalista de Catalunya

Una de las primeras purgadas por Puigdemont, Marta Pascal, es quien lidera el Partit Nacionalista de Catalunya (PNC). La excoordinadora general del PDeCAT y exdiputada y senadora fue una de las principales muñidoras de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

La excoordinadora general del PDeCAT y nueva secretaria general del Partit Nacionalista de Catalunya, Marta Pascal.
La excoordinadora general del PDeCAT y nueva secretaria general del Partit Nacionalista de Catalunya, Marta Pascal.

Como el PDeCAT, busca representar el espacio del "catalanismo moderado" y no renuncia a la independencia pero sin adentrarse en aventuras unilaterales que puedan perjudicar la economía catalana.

6. Demòcrates de Catalunya

La organización que nació tras el desmarque de los democristianos de Unió al plan rupturista iniciado por Artur Mas, Demòcrates de Catalunya, concurrió junto a ERC en las últimas elecciones del 21-D.

Su líder, Antoni Castellà, ha anunciado su malestar con la actual dirección de los republicanos y se mantiene a la espera de que los contactos que mantiene con los de Carles Puigdemont fructifiquen para presentarse bajo las siglas de JxCat.

7. Unitat Primer d'Octubre

Como avanzó Vozpópuli, Santiago Espotse postula para ser el líder de la coalición Unitat Primer d'Octubre. La nueva organización se define como "una coalición transversal" que se presentará "con el objetivo de cumplir el mandato del 1 de octubre", en referencia al referéndum de 2017. 

Santiago Espot, presidente de Força Catalunya
Santiago Espot, presidente de Força Catalunya VP

Espot consideró en conversación con este medio que se deberían aplazar las elecciones debido a la mala evolución de la pandemia y a la dificultad que este contexto genera para lograr los avales. En la actualidad, están en proceso de conseguir las firmas de los ciudadanos para poder concurrir.

8. Solidaritat Catalana

Solidaritat Catalana per la Independencia logró su cenit bajo el liderazgo de Joan Laporta, ex presidente del F.C.Barcelona. En aquellas elecciones de 2010 logró 4 diputados en el Parlament. Además de Laporta, el partido contaba como número dos con el exvocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Alfons López Tena.

En las elecciones de 2012, SI perdió la representación que había obtenido con Laporta y ahora quiere volver a probar suerte con el perfil del actual portavoz del partido, Roger San Millán.

9. Front Nacional de Catalunya

El partido ultra Front Nacional de Catalunya(FNC), que logró sacar representación en Ripoll en las últimas elecciones municipales, estudia concurrir el próximo 14-F. El partido se ha apropiado del nombre del movimiento nacionalista que surgió contra el franquismo y obtuvo el 10% de los votos en Ripoll, feudo tradicional del nacionalismo conservador.

Su llegada a la política institucional abrió un debate en el seno del nacionalismo hegemónico sobre si equipararlos o no a formaciones como Vox. ERC y la CUP se han posicionado por aislarlo al considerar que es un partido racista.

Recientemente han fichado al presidente del Cercle Català de Negocis, Albert Pont, como candidato a la presidencia de la Generalitat.

10. Aliança Catalana

En su corto recorrido por las instituciones, ya se ha producido una escisión de la formación xenófoba Front Nacional de Catalunya. Se trata de Aliança Catalana, liderada por Sílvia Orriols, quien fue elegida concejal en el Ayuntamiento de Ripoll por FNC.

Durante su discurso ya como concejal electa del consistorio, Orriols afirmó haber entrado en política por la “pugna vergonzosa” de los partidos tradicionales por “el poder y los salarios”.

11. Primàries Catalunya

El partido impulsado por el filósofo Jordi Grauperaha iniciado su campaña de avales para presentarse por primera vez en el Parlament tras su fracaso en las elecciones municipales de 2019, donde Graupera no obtuvo representación.

La candidata elegida es Laura Ormella, quien apuesta por la "unilateralidad" y es muy crítica con ERC y JxCat por no mantener el pulso iniciado con el 1-O. La candidata no es tan conocida como el filósofo, pero recientemente estuvo en el centro de la polémica por un vídeo en el que hacía deporte al grito de "puta España".

12. Coalició de Represaliades

Roger Español, ciudadano que perdió el ojo tras la intervención policial en el referéndum del 1-O, vuelve a probar suerte con la Coalición de Represaliades. Después de unirse a JxCat en las últimas elecciones generales, ahora ha fraguado una coalición con el partido trotskista Corrent Roig.

Roger Español, candidato de Coalició de Represaliades
Roger Español, candidato de Coalició de Represaliades EFE

Se trata de una iniciativa que engloba a muchos votantes del 1-O que se consideran "represaliados" por el uso de la fuerza de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado así como por los procesos judiciales abiertos. Le acompaña Tamara Carrasco, quien fue imputada por la Audiencia Nacional por presunto terrorismo aunque posteriormente fue absuelta.

13. Directe 68

Este partido propone "proclamar la independencia real, efectiva, rápida y eficiente de Cataluña en nuestro Parlament". Lleva la batuta del proyecto David Raventós, coautor del documental conspirativo 'La Mentira. El documental de la verdad', donde acusaba a ERC, JxCat y CUP de "traición" y sugería que la muerte en un accidente con una bicicleta de Muriel Casal, expresidenta de Òmnium Cultural, podría responder a motivos políticos.

14. MÉS, socialistas 'indepes' 

El partido que se escindió del PSC en los años más álgidos del procés busca también presentarse, probablemente bajo las siglas de JxCat tras su ruptura con ERC.

En su momento la cara más visible de este partido fue Marina Geli, exconsejera de Sanidad de los gobiernos de Pasqual Maragall y José Montilla. El partido quiere presentarse "para poder llevar la voz de su base social y trabajar por la república catalana desde planteamientos socialistas".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba