Suicidio asistido

La Fiscalía descarta que el caso de María José sea un delito de violencia de género

El ministerio público recurrirá la decisión del juzgado de instrucción, que, a juicio de la fiscal, ha hecho una "valoración sesgada de las sentencias en las cuales se apoya"

Ángel Hernández Pardo, detenido este miércoles por ayudar a morir a su mujer María José Carrasco
Ángel Hernández Pardo, detenido este miércoles por ayudar a morir a su mujer María José Carrasco Europa Press

"Ya está adoptada la decisión de recurrir". Así de tajante ha sido la fiscal de Sala de Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera. "Desde el primer momento concurren circunstancias que descartan la violencia de género", ha explicado la representante del ministerio público sobre el caso sobre la muerte de María José Carrasco.

"Ella lo había pedido reiteradamente de una manera libre y voluntaria. Ella había conseguido las herramientas. Ella eligió el momento", ha añadido la fiscal en su comparecencia. En una entrevista en El País concedida en octubre, María José manifestó su deseo de morir lo más pronto posible y de manera digna. La mujer sufría esclerosis múltiple en fase terminal.

Martín ha asegurado que aunque en principio el juzgado que debe conocer y debatir el caso es el juzgado especializado, en esta ocasión priva que la mujer pidió públicamente morir. "El juez de instrucción ha hecho una valoración sesgada de las sentencias en las cuales se apoya", ha asegurado la fiscal. 

El ministerio público aún no ha recibido formalmente la notificación, pero, según ha insistido Martín, la decisión ya está tomada. 

Juzgado especializado

El anuncio de la Fiscalía llega después de que se diera a conocer que el juez a cargo de la investigación, el titular del Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid había decidido inhibirse en favor de un juzgado de violencia contra la mujer para seguir el caso de suicidio asistido de Carrasco.

El magistrado se amparó en la Ley de Violencia de Género y en la doctrina del Tribunal Supremo. Según establecen, cualquier delito tipificado dentro de los relacionados con el homicidio que se hayan cometido contra quien haya sido la esposa del autor "deben ser investigados por juzgados específicos".

Libertad sin medidas cautelares

Ángel Hernández, quien fuera pareja de la mujer, admitió los hechos el mismo día de la muerte y pasó a disposición judicial de la juez de guardia. Aquel 4 de abril, el hombre fue dejado en libertad sin medidas cautelares.

Actualmente, el hombre figura como investigado por un delito de auxilio o cooperación al suicidio, tipificado en el artículo 143 del Código Penal. Las penas van desde los dos hasta los diez años de prisión.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba