La Fiscalía de Madrid va a presentar una querella contra la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, por delito de falsedad documental, según confirman fuentes fiscales. El diario El Mundo adelanta que el Ministerio Público actúa de este modo después de que el partido Mas Madrid presentara en enero una denuncia contra la también presidenta del partido en Madrid porque se habría valido de un visado falso del Colegio de Aparejadores para sacar adelante una obra desde su despacho de arquitectura.

La formación que lidera Íñigo Errejón denunció que Monasterio se apropió de un visado del año 2005 que obtuvo de manera legal una aparejadora que trabajaba para su despacho. No obstante, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid lo habría empleado de manera irregular para solicitar una licencia de construcción tiempo después; en 2011 y 2016, año este último que hace posible abrir la vía a una investigación fiscal ya que los hechos no estarían prescritos. La denuncia inicial incluyó también al marido de Monasterio, Iván Espinosa de los Monteros, por supuestas irregularidades en la venta de lofts sin licencia.

Monasterio reaccionó a estas informaciones y negó a través de sus cuentas en redes sociales cualquier irregularidad. Según dijo, cumplió con el requerimiento al aportar copias de un expediente de hace 15 años. No obstante, la querella de Mas Madrid recogía que no era arquitecta en el momento de los hechos y que se apropió de un certificado previo para, según adelantó El País, reformar la vivienda del presentador Arturo Valls. El cómico, por su parte, la demandó por llevar a cabo estas obras para transformar el local comercial en vivienda sin licencia.

La querella recogió una serie de planos relativos a la obra de 2005 así como a la impulsada seis años después. Según el escrito, los planos del primer ejercicio eran "completamente diferentes" a los de las obras de 2011 y 2016 ya que no coincidía ni el contenido gráfico ni el título del documento. Según Mas Madrid, esta diferencia demostraría que Monasterio se apropió del documento de 2005 para conseguir luz verde en otras reformas que impulsó desde su despacho de arquitectos.

Al margen de este asunto que ahora estudia la Fiscalía, tanto Monasterio como su pareja, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, han estado en el punto de mira por presuntas irregularidades urbanísticas en Madrid. El consistorio regional abrió diferentes expedientes disciplinarios con motivo de las reformas de lofts sin los correspondientes permisos. En total se habría detectado una decena de reformas irregulares entre los años 2003 y 2005, siendo una de ellas la relativa al domicilio del matrimonio.