La Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha abierto diligencias de investigación sobre la presunta irregularidad cometida por el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, al haberse vacunado contra la covid-19 saltándose el protocolo.

En declaraciones a Europa Press y al ser preguntada por este caso, la Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha dicho que no puede facilitar ninguna información al respecto "mientras estén abiertas las diligencias de investigación".

No obstante, la Fiscalía sí que ha confirmado que hay una investigación al respecto.

"En ningún momento creyó estar actuando mal"

El pasado lunes el obispo admitió que se vacunó contra la covid-19 en un centro de la Diócesis aunque "en ningún momento creyó estar actuando mal" y anunciaba que renunciaba ponerse la segunda dosis a partir de la cual se genera la inmunidad.

En un comunicado, el Obispado de Cartagena ha explicado que Lorca Planes, de 72 años, recibió la primera dosis en el centro en el que se vacuna cada año, perteneciente a la Diócesis de Cartagena.

Se trata de un centro de asistencia a personas vulnerables al que el obispo acude "con asiduidad" al ser el presidente de su patronato. En concreto, realizó su última visita al mismo el pasado 30 de enero para celebrar la Eucaristía junto a los residentes.

Según explica, el obispo rellenó el consentimiento necesario para que la Consejería de Salud autorizase su vacunación "días previos" a llevarla a cabo.

En cualquier caso, ha aclarado que el obispo "en ningún momento creyó estar actuando mal y que jamás contempló la posibilidad de que pudieran faltar vacunas".

Como novedad frente otros políticos, altos cargos o sindicalistas liberados, en esta ocasión el obispo ha anunciado su decisión de no ponerse la segunda dosis, que tendría que haber recibido estos días.