La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado que los exjefes de Seguridad de Repsol y Caixabank testifiquen en el caso que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 Manuel García Castellón investiga sobre el presunto espionaje a Luis del Rivero en 2011, según publica este lunes El Mundo.

Supuestamente, Repsol y Caixabank habrían contratado al comisario José Manuel Villarejo para investigar a Del Rivero con el objetivo de intentar apartarle de la presidencia de Sacyr Vallehermoso. El juez, Anticorrupción y la Unidad de Asuntos Internos de la Policía sospechan que se habrían encargado los servicios del excomisario, de naturaleza ilegal, para proteger los intereses de las dos compañías en una 'guerra' por el control de Repsol.

En concreto, el encargo recibido por Villarejo se produjo cuando Repsol detectó un movimiento de Del Rivero para intentar comprar un tercio del total de las acciones de la petrolera. Este movimiento se contuvo tras la alianza de Respol con Caixabank y se retiró a Del Rivero de la presidencia de Sacyr Vallehermoso.

Imputación de los exjefes de seguridad de Repsol y Caixabank

De esta forma Anticorrupción ha pedido al juez que investigue al excomisario Rafael Araujo, exdirector de Seguridad Corporativa de Repsol, y al también comisario jubilado Miguel Ángel Fernández Rancaño, que hasta el pasado era jefe de Seguridad de Caixabank. Y lo hace porque la Audiencia Nacional ya ha acreditado que estas dos personas fueron los representantes de Cenyt, el grupo del excomisario Villarejo, en Repsol y Caixabank.