La Fiscalía anticorrupción ha echado un jarro de agua fría a la presunta confesión del extesorero del PP, Luis Bárcenas, que esbozó en ocho folios remitidos el 2 de febrero al ministerio público. “Aporta escasas novedades, ninguna sustancial”, dice el escrito difundido por el gabinete de comunicación, que niega ningún pacto con el acusado.

Los fiscales han emitido este comunicado “ante las dudas suscitadas sobre el alcance del escrito presentado en la Fiscalía Anticorrupción por la representación legal de Luis Bárcenas”. En ese sentido, aclara que, “no se ha dirigido en momento alguno a Luis Bárcenas en busca de colaboración o confesión en ninguno de los procedimientos en los que interviene esta Fiscalía”.

Además añade que, “en todo caso, el escrito recibido aporta escasas novedades, ninguna sustancial, tanto respecto de lo que constituye el objeto de acusación de la Fiscalía en el juicio que hoy comienza, como de lo que todavía se investiga en otros procedimientos”. Se refiere al proceso que se ha iniciado este lunes en la Audiencia Nacional en el que Bárcenas se sienta de nuevo en el banquillo de los acusados por la reforma de la sede central del PP, pagada presuntamente don dinero negro.

Le pide más

No obstante, la Fiscalía no cierra la puerta a otras consideraciones si Bárcenas aporta novedades en el futuro. Es decir, que el mero escrito dado a conocer la semana pasada -y que el ministerio público niega haber filtrado a los medios- es insuficiente “a salvo, claro está, lo que pueda declarar o aportar el acusado Luis Bárcenas o su defensa en las sesiones del juicio oral o en los correspondientes procedimientos, algo que la Fiscalía desconoce”.

Por el momento, el Ministerio Fiscal ha defendido este lunes durante el juicio que ha comenzado en la Audiencia Nacional contra el extesorero del PP Luis Bárcenas y otros acusados, por el presunto pago de las reformas de la sede nacional de la formación con dinero procedente de la caja ‘b’ del partido, que no debe ser objeto de enjuiciamiento el presunto delito fiscal cometido por la formación con el impuesto de sociedades de 2008, ya que ni Fiscalía ni Abogacía del Estado acusan por ello.

Durante la fase de cuestiones previas con la que ha comenzado la vista, la Fiscalía ha apuntado que tampoco se debe tratar en este juicio el posible delito fiscal relacionado con el impuesto de sociedades de la empresa Unifica, quien realizó las obras de reforma de la sede, en 2006.