Las fiscalías provinciales han acordado cerrar al menos una decena de diligencias de índole civil "como consecuencia de haberse comprobado la inexistencia de situaciones de desatención, desamparo o irregularidades en las residencias objeto de seguimiento". Según ha informado este miércoles la Fiscalía General del Estado, se ha procedido al archivo de 11 investigaciones civiles: tres en Ciudad Real, seis en Mataró-Arenys de Mar, una en Navarra y una en el Área de Elche-Orihuela. También se han desestimado diligencias penales y procedimientos que ya habían llegado a los juzgados. 

El departamento dirigido por Dolores Delgado ha contabilizado que a 25 de mayo permanecen en curso un total de 361 diligencias. De ellas, 190 son diligencias civiles. La cifra refleja una caída con respecto al informe presentado el pasado 19 de mayo, cuando se registraron 211 casos en este ámbito.

En el caso de las investigaciones penales, el ministerio público ya acumula 171 diligencias, lo que representa un repunte frente a las 160 de hace una semana. No obstante, tres de ellas -relacionadas con la adquisición y uso de material sanitario- están a la espera de confirmación de si se refieren a hechos ocurridos en residencias de mayores y/o establecimientos sanitarios.

No se aprecia delito

Según consta en la información facilitada, 11 de las 21 diligencias civiles archivadas han sido desestimadas por falta de pruebas que acreditaran irregularidades en la gestión de las residencias. En el caso de Mataró-Arenys de Mar, donde han sido cerradas seis investigaciones, el ministerio público ha precisado que el archivo responde a que "de la información semanal remitida por la Generalitat se constata que la situación de las residencias a que se referían está bajo control de la administración autonómica y no existe ningún residente en situación de desamparo".

En Navarra se ha procedido al cierre de una diligencia "como consecuencia de un escrito presentado por un tutor respecto de la residencia de la persona tutelada". Según recoge el informe, el 21 de mayo, "tras recibir toda la información solicitada de dicha residencia" y "sin que se haya apreciado hecho delictivo alguno en relación con el cuidado dispensado a la persona ingresada", se acordó el archivo. 

En el caso de la investigación civil desestimada en el Área de Elche-Orihuela, la Fiscalía procedió a su archivo el 18 de mayo "por cuanto su incoación se produjo por conducta inapropiada de dos trabajadoras (que no afectó a los residentes)". En su lugar, "se ha comunicado la apertura de expediente disciplinario".

En Ciudad Real se han archivado tres que fueron incoadas en marzo, poco después de que se decretara el estado de alarma, una de ellas el 24 y las otras dos el 31. La Fiscalía no ha facilitado detalles de las razones que llevaron a la desestimación.

Denuncias genéricas y duplicadas

Otras investigaciones han sido cerradas al margen de estos archivos. En la mayoría de los casos el ministerio público no precisa las razones en el informe. Constan casos de duplicidad, en los que se han descartado las diligencias porque otro juzgado ya investiga los mismos hechos concretos. Figuran, también, diligencias penales que han sido archivadas por partir de una denuncia genérica o de índole prospectiva

Según los datos de la Fiscalía, al menos dos juzgados de instrucción han acordado el archivo de procedimientos judiciales. En Ávila se han desestimado dos causas "por no existencia de delito". En Murcia, el ministerio público ha solicitado cerrar una investigación por considerar que "los hechos no revisten trascendencia penal".