El jefe de la Inspección de la Fiscalía General del Estado, Fausto Cartagenarechazó este lunes reabrir el expediente contra Ignacio Stampa, el fiscal del caso Villarejo, al que se le acusó de haber facilitado información secreta a la acusación popular de Podemos, según la documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli. De esta forma Cartagena, que considera que los supuestos vínculos de Stampa con una abogada de Podemos son meras "conjeturas carentes de mínima base", desafía a su superior Luis Navajas, quien en una entrevista publicada a primera hora del lunes llegó a asegurar en Ok Diario que cuando se enteró de la supuesta relación del fiscal con Podemos le dio "asco", llegando incluso a asegurar que había "vomitado".

Navajas hizo esta aseveración pese a saber que la Fiscalía General del Estado había archivado hasta en tres ocasiones las quejas contra Stampa. Como máximo jefe de la Inspección Fiscal, Cartagena también es el encargado de investigar si la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal actuó de forma irregular al tratar de convencer al fiscal Luis Navajas para que no pidiera el archivo de las querellas contra el Gobierno de Pedro Sánchez por su gestión de la covid-19.

El decreto del pasado lunes firmado por Fausto Cartagena, que concluye que la relación entre Stampa y la letrada ha sido desmentida, fue emitido tras las entrevistas de Navajas en OK Diario y Onda Cero en las que el número dos de la fiscal general, Dolores Delgado, llegó a anunciar que él hubiera apartado al fiscal: "Como yo sé, o creo, que este señor está administrativamente en comisión de servicios [...] lo que yo hubiera hecho es haber removido esa comisión de servicios y haber mandado al fiscal a su lugar de destino" , dijo Navajas en la entrevista realizada por el periodista Carlos Alsina.

Fiscalía de Canarias

En la entrevista concedida al digital dirigido por Eduardo Inda, Navajas aportó más información, y apuntó que el destino profesional del investigador del caso Villarejo era la Fiscalía de Canarias. Sin embargo, al contrario de esta afirmación, tanto Stampa como el otro integrante de la acusación del caso Villarejo, Miguel Serrano, son desde hace más de un año titulares de una plaza fija en la Fiscalía de Madrid, según relatan a Vozpópuli fuentes conocedoras de los hechos.

Asociaciones de Fiscales lamentan las palabras de Navajas y creen que debió ser más prudente

Pese a las declaraciones públicas de Navajas, que como teniente fiscal es el primero en el escalafón de la Fiscalía española, y por tanto superior jerárquico de Fausto Cartagena, el jefe de la Inspección ha rechazado por cuarta vez expedientar al fiscal Stampa por su presunta relación con la abogada Marta Flor Núñez, denunciada por la particular María Montero, que ha aportado más documentación sobre estas presuntas relaciones.

Y entre estos documentos, según informan a Vozpópuli fuentes del caso, llama la atención que la particular incluye una carta, incluida en el caso Villarejo, en el que excomisario preso da su versión sobre la actuación de Podemos en este procedimiento que investiga en la Audiencia Nacional el juez Manuel García Castellón, y cuyo investigación principal se debe al mencionado Stampa y a su compañero Miguel Serrano.

Injurias en el Supremo

Otras supuestas pruebas aportadas a la Inspección Fiscal para reclamar que Stampa sea expedientado ya fueron consideradas sin interés por la Justicia; y por eso están incluidos en un procedimiento que se sigue en el Tribunal Supremo contra varios periodistas tras una demanda de protección al honor que interpuso el fiscal al ser el objetivo de informaciones falsas.

Tanto un juez de Lanzarote como la Audiencia Provincial de Canarias han respaldado la versión del fiscal de anticorrupción. En las próximas semanas se dará a conocer la decisión final del Tribunal Supremo sobre la demanda contra los informadores.

Pero la feroz crítica de Luis Navajas, quien en su entrevista desautorizó al propio jefe de la Inspección, quien había respaldado hasta en tres ocasiones a Stampa, también se dirige contra otro subordinado: Alejandro Luzón, jefe directo de los encargados de la causa, quien en todo momento ha defendido a los acusadores del caso Villarejo, llegando incluso a decir que su trabajo en la Audiencia Nacional había sido "impecable".

Sin "connivencia con Podemos"

En el interrogatorio en la Audiencia Nacional del ex coordinador jurídico de Podemos José Manuel Calvente, Alejandro Luzón dejó clara su opinión, asegurando de forma literal que “de la actuación de la Fiscalía no se desprende ninguna complacencia ni connivencia con el partido político Podemos. Ahí están los escritos oponiéndonos a sus diligencias", zanjó.

“Yo como fiscal jefe a lo que me remito es a la actuación procesal de los fiscales en este procedimiento. Una actuación, a juicio de la Fiscalía, impecable y en las antípodas de cualquier conspiración”, concluyó Luzón durante la declaración de Calvente celebrada en la Audiencia Nacional.