El Gobierno está trabajando en la creación del Centro Estatal de Salud Pública y el favorito para dirigirlo es Fernando Simón. Según ha podido saber Vozpópuli, el ahora director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias es la persona con más opciones para acceder al cargo por la relación de confianza que mantiene con el Ejecutivo tras su gestión de la pandemia de coronavirus.

Pese a los reiterados intentos de este periódico, Sanidad ha rehusado ofrecer una versión oficial al respecto, si bien fuentes internas del Ministerio han confirmado a Vozpópuli que la creación del ente público está en marcha y que la intención de los altos cargos de Sanidad es que sea Simón quien ostente la dirección del organismo público, ideado para centralizar las políticas en materia de salud pública a nivel estatal.

El nuevo ente pasaría a depender de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad. Precisamente por tal razón, han comenzado a alzarse voces críticas que ponen en duda la idoneidad de la fórmula jurídica empleada, que no garantiza la independencia efectiva de la acción del Gobierno.

Si el Gobierno decide finalmente optar por colocar en el puesto a Fernando Simón, funcionario de carrera, al frente del futuro Centro Nacional de Salud Público, como si hiciera lo propio con otra persona, supondría designar la dirección sin criterios objetivos en lugar de hacerlo por medio de un concurso público de méritos.

Un mandato de la Ley de Salud Pública de 2011

La creación del Centro Nacional de Salud Pública satisfará una demanda histórica de los expertos en la materia y un desarrollo efectivo de las previsiones de la Ley General de Salud Pública que entró en vigor en 2011. En su artículo 47, contempla su adscripción al Ministerio de Sanidad "actuando bajo las directrices del centro directivo responsable de la salud pública".

"Sus funciones serán establecidas en el correspondiente Real Decreto de estructura orgánica", establece la Ley 33/2011, que fija también que su objetivo es "el asesoramiento técnico en materia de salud pública y la evaluación de intervenciones en salud pública en el ámbito de la Administración General del Estado".

Hay dudas sobre las capacidades que tendrá el centro, máxime si carece de una "dimensión autonómica", un "nivel técnico alto" y se plantea solo como una ampliación del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

"Asimismo, llevará a cabo labores de asesoramiento técnico y científico y de evaluación de intervenciones de salud pública en el ámbito de otras Administraciones", expone el articulado: "El Centro Estatal de Salud Pública realizará el seguimiento y la evaluación de la Estrategia de Salud Pública y coordinará las acciones desarrolladas por los centros nacionales de salud pública".

En el sector -público- hay esperanzas pero también dudas sobre las capacidades que tendrá el centro, máxime si carece de una "dimensión autonómica", un "nivel técnico alto" y se plantea solo como una ampliación del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias: "Tendrá sentido si se arreglan los fallos de la vigilancia de datos, que no lleguen a tiempo, sin los mismos criterios...".