El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha tachado de "equivocación histórica" que el Gobierno pueda indultar a los condenados por el 'procés', al respecto de lo que el Tribunal Supremo ha emitido su opinión contraria, y ha manifestado que "es difícil de digerir" los planteamientos expuestos por el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez.

En respuesta a los medios de comunicación tras la reunión del Consello de la Xunta, Feijóo ha manifestado que se trata de una decisión que "a cualquier demócrata le produce una enorme preocupación" y se ha referido en concreto a las declaraciones del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en las que dice que los indultos hay que "verlos con naturalidad" es "una enorme preocupación para cualquier demócrata" independientemente de su ideología.

"Es difícil de digerir que un ministro de Justicia de un gobierno vea con naturalidad que se indulte a personas que han quebrado la Constitución y el Código Penal", ha afirmado el presidente autonómico, quien ha seguido con esta argumentación para indicar que es "muy difícil de digerir" que se proceda de este modo con personas "que no han pedido el indulto y que manifiestan que van a continuar con este tipo de delitos".

"Por tanto, estamos ante un indulto de personas que ni lo solicitan y que, además, nos advierten de que van a proseguir con un delito continuado. No hay precedentes en una democracia europea", ha aseverado Feijóo, quien ha insistido en que "los indultos, primero hay que pedirlos; y lo segundo es comprometer que no se vuelvan a cometer": "Aquí se da lo contrario, ni se pide ni hay ningún interés en modificar la conducta".

"Dependencia" de partidos

En su respuesta, Feijóo también ha admitido que es "difícil de digerir" que el Gobierno central "dependa de partidos y personas sentenciadas por el Supremo", a las que "quiere indultar". "Y es muy difícil de digerir", ha proseguido, que "se pretenda degradar la justicia y las instituciones de nuestro país por parte del primer ministro.

"Todo esto es muy difícil de digerir y creo que es una equivocación histórica", ha proclamado el presidente autonómico en su intervención, en la que ha expresado que si el Gobierno "tiene dificultades", que se pueden "entender", este tipo de argumentos "no puede utilizarlos".

Feijóo ha cuestionado que se diga "que un indulto hay que tomarlo con naturalidad" y ha advertido del mensaje que se lanza cuando se dice "que no hay que cumplir las sentencias" porque se consideren una "venganza". En este sentido, se ha preguntado qué pueden opinar los presos que están en las cárceles españolas ante estos argumentos y por qué "no son todos iguales".

"Espero que el Gobierno valore muy mucho lo que va a hacer. Entiendo las dificultades parlamentarias, pero no todo vale. Esta explicación no es la que merecen los demócratas en España, como mucho, será una explicación de un partido, pero no de un Gobierno", ha sentenciado.