El presidente de la Xunta y líder del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, considera que la victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones de la Comunidad de Madrid del pasado martes ha dado "una bocanada de oxígeno" a su partido, mientras que la ciudadanía ha emitido un "mensaje de castigo" a las políticas del Gobierno central.

En una entrevista concedida este domingo en la Radio Galega, recogida por Europa Press, el dirigente gallego ha vinculado el fracaso del PSOE, que pasó de primera a tercera fuerza en la Asamblea de Madrid, a la "enorme irresponsabilidad" en la que incurrieron con las mociones de censura presentadas en Murcia y en Castilla y León --la de Madrid, fue abortada por la convocatoria electoral-- a principios de marzo.

"En un país en pandemia y con un estado de alarma, que se presenten tres mociones de censura en un mismo día es una enorme irresponsabilidad institucional sin precedentes", ha afeado.

En este sentido, Feijóo considera que "la gente ya está cansada de la política del marketing, del populismo fácil y de esta especie de serie televisiva que viene por parte del Gobierno de España". Eso, a su juicio, provocó que el PSOE "bajase a tercera división" el 4-M mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "acaba de salir de la formación política sin destino conocido".

Un "mensaje contundente"

Además, el también presidente del PP de Galicia ha puesto el foco en que Ciudadanos se convirtió en un partido extraparlamentario en Madrid al haber perdido unos 500.000 votos en dos años. "Es un mensaje contundente hacia ese tipo de partidos que decían que venían a regenerar la política y lo único que querían era quedarse con la Comunidad de Murcia y con el Ayuntamiento de Murcia", ha proseguido.

Feijóo también ha destacado que la victoria de Ayuso, que supuso más que duplicar los votos y escaños del PP en apenas dos años de mandato, "no tiene precedentes": "Esto puede replantear el mapa electoral en España, pero en todo caso seguiremos viéndolo en los próximos meses".

Tras decir que es este triunfo en Madrid es "una bocanada de oxígeno al PP" como principal partido de la oposición, también implica "una sentencia casi definitiva a Ciudadanos", un "aviso sin precedentes al populismo de Podemos" y un "mensaje de castigo a las políticas del Gobierno central".

No en vano, Feijóo ha reivindicado que el 4-M madrileño tiene "una enorme trascendencia política, del mismo modo que la tuvo" la jornada electoral de julio del 2020 en Galicia, cuando él mismo consiguió su cuarta mayoría absoluta consecutiva con 42 escaños --uno más que la anterior legislatura-- mientras los socialistas fueron tercera fuerza y la coalición Galicia en Común se quedó fuera del Parlamento.

Para el líder del PP gallego, "ahí (en los comicios gallegos del año pasado) se inicia también un mensaje clarísimo hacia las políticas de Podemos y PSOE".