Corrupción

FCC pagó 5 millones a un expresidente de Panamá a cambio de obra pública

La constructora reconoció a la Fiscalía Anticorrupción que vendió a un testaferro de Ricardo Martinelli por 150 dólares el 50% de una empresa propietaria de una finca valorada en 10 millones de euros

El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (i) en presencia de Esther Alcocer Koplowitz y del exvicepresidente y ex consejero delegado de FCC Juan Béjar.
El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (i) en presencia de Esther Alcocer Koplowitz y del exvicepresidente y ex consejero delegado de FCC Juan Béjar. FCC

La constructora Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) pagó una mordida de al menos 5 millones de euros al expresidente de Panamá Ricardo Martinelli a cambio de que este le abriera las puertas del país centroamericano para hacer negocios, según denunció la propia compañía el 6 de junio pasado ante la Fiscalía Anticorrupción.

En concreto la denuncia, tal y como relata el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno citando al Ministerio Fiscal, pone de manifiesto que FCC consintió que el presunto testaferro del expresidente panameño Mauricio Cort adquiriera el 50% de la empresa Altos del Javier SA, que era propietaria de al menos una finca valorada en 10 millones de euros.

En esta operación habrían participado, según el relato de la Fiscalía Anticorrupción, la abogada experta en urbanismo Pilar Martín Bolea; el ex director de desarrollo y gestión de FCC Construcción Carlos García León; y el todavía director económico financiero de FCC César Augusto Mallo Arias.

FCC logró, tras abonar las presuntas mordidas a Martinelli, importantes contratos en Panamá. La mayor parte de la mano de la compañía brasileña Ódebrecht, investigada en la propia Panamá y otros países latinoamericanos por las presuntas mordidas abonadas a los dirigentes políticos.

Dos líneas de Metro

Entre estas obras bajo sospecha están dos líneas de Metro en la capital panameña, y la denominada Ciudad de la Salud. FCC era la propietaria del 45% de este negocio, mientras que Ódebrecht se quedaba con el 55% restante.

Y según la investigación de la Fiscalía Anticorrupción española, FCC y Ódebrecht hincharon los precios del acero para poder abonar mordidas a los dirigentes panameños, entre ellos al expresidente Martinelli, que en junio pasado abandonó una cárcel de Panamá.

En el mismo sentido, en una comparecencia celebrada en la Fiscalía Anticorrupción el 3 de julio, la responsable de la asesoría jurídica de FCC aportó más datos comprometedores para el exmandatario del país centroamericano. En concreto, explicó que los documentos que adjuntaba a la denuncia "habían servido de cobertura formal para la salida de fondos de la compañía hacia Mauricio Cort como testaferro de Martinelli para el pago de las comisiones exigidas por este último para permitir a FCC operar en Panamá en el ámbito de su negocio de obras públicas", según pone de manifiesto del auto de 29 de octubre del juez Moreno.

Según la investigación realizada por la prensa panameña, los diarios La Prensa y La Estrella, en concreto Martinelli habría reclamado a FCC que sufragara la estancia y los estudios en España de sus hijos.

Obras por 434 millones

En sus denuncias ante el ministerio público, FCC ha reconocido también que con el entramado del presunto testaferro Mauricio Cort se encubrieron acuerdos para abonar pagos por presuntas corrupciones: "Para así asegurarse la adjudicación de importantes contratos de infraestructuras que se licitaban por los Gobiernos de Panamá, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua", completa la Fiscalía, según consta en el auto de Ismael Moreno.

El fiscal del caso Lava Jato en Perú, Rafael Vela.
El fiscal del caso Lava Jato en Perú, Rafael Vela. efe

Según adelantó el diario El País, Andorra investiga si el contrato que firmó FCC con el testaferro Mauricio Cort ocultó un esquema de pago de sobornos que permitió a la empresa española hacerse con adjudicaciones públicas por valor de 434 millones de euros en Panamá, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica.

El denominado caso Odebrecht o Lava Jato se inició en Brasil, y ha terminado con el expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva en la cárcel. El expresidente peruano Alan García se suicidó con un disparo en la cabeza el 17 de abril de este año cuando iba a ser detenido en el marco del caso Odebrecht.

Acuerdo en Panamá

La Fiscalía panameña también ha llevado a cabo una investigación para determinar si hubo pago de comisiones a cargos públicos a cambio de adjudicaciones de obras durante la Administración Martinelli, entre los años 2009 y 2014. En relación con este expediente, FCC entabló negociaciones con el Ministerio Fiscal del país centroamericano con el fin de poder alcanzar un acuerdo y evitar un proceso judicial.

De acuerdo con el periódico local La Estrella de Panamá, los últimos contactos se produjeron a lo largo del presente mes, incluso con un viaje de la cúpula del departamento jurídico de FCC a Panamá para sellar un acuerdo, en virtud del cual la compañía admitía haber pagado mordidas a cambio de la adjudicación de obras y por el que se comprometía a pagar una multa económica.

Aunque ni la Fiscalía panameña ni la compañía confirmaron el acuerdo, fuentes conocedoras de la situación apuntan a Vozpópuli que el pacto se cerró y que podría ser una baza empleada por FCC para intentar no ser juzgada en España por esta cuestión. Sin embargo, todo queda pendiente de la posible nueva información que pueda recabar el titular del juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, que se encarga de la causa que se sigue por una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción española.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba