La familia de John McAffe tiene dudas de que el creador del famoso antivirus informático se suicidara en prisión, ante lo que su defensa ha pedido al juez de Martorell (Barcelona) que investiga el caso poder aportar una segunda autopsia cuando finalice la que ha ordenado.

McAfee, de 75 años, fue hallado muerto el pasado miércoles en su celda en la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), el mismo día que la Audiencia Nacional comunicó su decisión de extraditarlo a Estados Unidos por presunta evasión de impuestos.

Un juzgado de Martorell ha abierto diligencias para practicar la autopsia y determinar las causas de la muerte de McAffe, que según fuentes penitenciarias se habría suicidado.

Sin embargo, la familia de McAfee pone en duda que el creador del antivirus de su mismo nombre se suicidara, según han informado a Efe fuentes cercanas a su entorno.

De hecho, el abogado que representó a McAfee en su proceso de extradición ha pedido al juez de Martorell poder aportar una segunda autopsia con sus propios especialistas para determinar las causas de la muerte.

Extradición a EEUU

John McAfee ingresó en la prisión de Brians 2 el 4 de octubre del pasado año por orden de la Audiencia Nacional, que acordó la extradición a Estados Unidos del creador del famoso antivirus por evasión de impuestos al haber ocultado supuestamente elevados ingresos entre 2016 y 2018.

McAfee fue arrestado en octubre en el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, cuando se disponía a coger un vuelo a Estambul y desde entonces se hallaba en prisión preventiva.

Durante la vista de extradición, el empresario, cuya deuda tributaria Estados Unidos se eleva a más de cuatro millones de dólares, aseguró haber pagado "millones de dólares en impuestos" y dijo ser víctima de una persecución política por haber denunciado corrupción en la agencia tributaria.