Isidro Fainé, presidente de Criteria Caixa, ha negado ante el juez Manuel García Castellón, de la Audiencia Nacional, haber cometido irregularidad alguna en la contratación de los servicios de José Manuel Villarejo, y ha indicado que fue Antonio Brufau, el presidente de Repsol, quien había contratado al excomisario.

García Castellón imputó a Fainé y Brufau el pasado 15 de abril, por su supuesta implicación en la pieza separada del caso sobre los negocios de Villarejo y el 'proyecto Wine', desarrollado entre 2011 y 2012.

El juez investiga si Repsol y CaixaBank contrataron a las empresas del excomisario, para desarticular una operación liderada por el expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, en la que la constructora se asociaría con la petrolera mexicana Pemex para asaltar el accionariado de Repsol. La empresa de Villarejo habría activado labores de espionaje sobre el empresario y su círculo cercano.

Brufau "me comentó que sería conveniente tener más información empresarial sobre el pacto Sacyr-Pemex", ha dicho Fainé

Fainé ha llegado a la Audiencia Nacional a las 9 de la mañana de hoy viernes, una hora antes de la que estaba citado para declarar como investigado. El expresidente no ejecutivo de CaixaBank entre los años 2011 y 2016, ha negado cualquier irregularidad por su parte en relación con la investigación de la contratación de la empresa Cenyt, de Villarejo.

"No tengo el más mínimo conocimiento de las actuaciones que se llevaron a cabo. No participé ni en la selección, ni en la contratación, ni en el pago del proveedor, ni tenía la más mínima idea de la empresa que Repsol había contratado ni de quién era el señor Villarejo, ni mucho menos si se había contratado a un funcionario de policía en activo", ha declarado Fainé ante el juez, de acuerdo a fuentes cercanas al veterano banquero.

Antonio Brufau "me comentó que sería conveniente tener más información empresarial sobre el pacto Sacyr-Pemex, para poder responder a éste desde una dimensión corporativa", ha dicho Fainé ante el juez. Brufau "me informó de que Repsol ya tenía contratado un encargo, que lo llevaba su director de seguridad corporativa, y me propuso compartir la información sobre el pacto", ha contado.

Isidro Fainé también ha destacado que con Fernández Rancaño, exDirector de Seguridad de CaixaBank, también investigado en el caso, "me reunía de vez en cuando para temas de seguridad. La información que me facilitó sobre este asunto fue de muy escaso interés, y nunca me entregó informes ni documentos ni me habló de conversaciones o información personal sobre el señor Del Rivero", ha asegurado.

Fainé ha salido de la Audiencia Nacional hacia las 11 de la mañana, arropado por un nutrido grupo de abogados y asesores. Todo lo contrario de Antonio Brufau, citado para declarar a las 11 de la mañana, y que ha entrado y salido solo de la Audiencia Nacional.

Brufau lo niega

En un comunicado, el presidente de Repsol ha negado cualquier irregularidad en relación a la contratación de la empresa Cenyt.