Vox ha entrado en el Parlamento catalán con 11 diputados tras las elecciones de este domingo. La candidatura de Ignacio Garriga se ha erigido como cuarta fuerza en Cataluña, y ha logrado sumar más escaños que Ciudadanos (seis) y PP (tres) juntos.

Asimismo, la formación de Santiago Abascal se puede anotar dos hitos en estos comicios, tras resultar vencedora en las localidades catalanas de Vilamalla (Gerona) y la Pobla de Mafumet (Tarragona).

Por un lado, Vox ha ganado las elecciones en el municipio de Vilamalla. Con el 100% escrutado, la formación de Santiago Abascal ha obtenido en este pueblo un 22,52% del apoyo con 102 votos. Junts per Catalunya ha quedado segunda con el 19,21% del respaldo, por delante de ERC, con el 18,76% de apoyos. El PSC ha quedado en cuarta posición con el 14,13% de respaldo.

La participación en este municipio de Gerona ha sido del 51,94% y han ejercido su derecho al voto 456 electores.

Cs arrasó en 2017

El pueblo de Vilamalla se encuentra en la comarca del Alto Ampurdán de la provincia de Gerona, y tiene una población de 1.161 habitantes, con datos de 2020. En los comicios de 2017, Ciudadanos arrasó en este municipio con más del 40,25% de los votos. ERC quedó en segundo lugar con el 13,83% del respaldo y el PSC ocupó el tercer lugar con el 7,33% de los apoyos.

La participación ese año fue del 82,17%, treinta puntos más que en los comicios celebrados este domingo.

Victoria en un pueblo de Tarragona

Por otro lado, Vox ha resultado vencedora en la Pobla de Mafumet, un pequeño municipio de Tarragona de 3.971 habitantes. El partido de Santiago Abascal ha obtenido un 21,32% de los apoyos tras recibir 249 votos.

A muy poca distancia ha quedado el PSC de Salvador Illa, que ha conseguido el 21,23% de respaldo, por delante de ERC con el 19,78% del apoyo. La participación en esta localidad apenas ha llegado al 43,02%, lejos del 78,56% que se alcanzó en la cita con las urnas de 2017. Ese año arrasó Ciudadanos, con el 42,01% de las papeletas.