“Solicitamos su devolución a Venezuela, que la donó en 1981 a la ciudad de Sevilla, comunicando a su Gobierno que España sólo honra a sus hijos que combatieron con valor”. Con ese mensaje, una asociación de militares españoles, la Asociación Viejos Tercios Españoles, insta al alcalde de la localidad, Juan Espadas, a que inicie los trámites para trasladar a Venezuela la estatua de Simón Bolívar, monumento ubicado en uno de los puntos más transitados de la ciudad. Y que lo haga con un mensaje en el que se detalle que Bolívar no "luchó con honor" en las guerras de independencia americanas.

La misiva, fechada el 12 de febrero y remitida por Correos el 15 de este mismo mes, está firmada por Luis Fernando García-Mauriño, presidente de esta asociación que incluye a militares de los diferentes cuerpos que integran las Fuerzas Armadas. “A diferencia de otras asociaciones profesionales militares, no es de carácter reivindicativo, sino que aspira a regenerar la vida militar”, se definen a sí mismos. Entre sus objetivos, “la defensa de la Institución Militar, de sus tradiciones y de su legado histórico”.

Dentro de la gestión de ese “legado histórico”, señalan fuentes de la asociación a Vozpópuli, se ubica la iniciativa relacionada con la estatua de Simón Bolívar, en Sevilla. El monumento se encuentra en el parque de María Luisa, ubicación de elevado interés turístico por sus zonas verdes, la variedad en fauna y flora, y, por supuesto, por la mundialmente conocida Plaza de España.

El rey Juan Carlos I y la reina Sofía inauguraron en 1981 la estatua en memoria de Simón Bolívar, una figura ecuestre del escultor Emilio Laiz Campos que fue donada por el Gobierno venezolano. Luis Uruñuela era entonces el alcalde de la capital andaluza. También asistió el expresidente del país americano Rafael Caldera. El acto en Sevilla tuvo una gran repercusión, con una destacada presencia de los medios de comunicación.

La carta

Se cumplen 40 años de la inauguración de la estatua y ahora la Asociación Viejos Tercios Españoles pide su retirada y devolución a Venezuela. Sus miebros tildan a Simón Bolívar de “traidor” y “asesino” en la carta dirigida al alcalde de Sevilla. A continuación reproducimos el contenido completo del documento:

“El 8 de febrero de 1814, durante las guerras de emancipación americanas, el general rebelde Juan Bautista Arismendi, por órdenes de Simón Bolívar, mandó fusilar a 886 prisioneros españoles en Caracas. Del 13 al 16 de febrero de ese mismo año, añadió a esa lista a otros 500 españoles enfermos y heridos ingresados en el hospital de La Guaira”, relata el presidente de la asociación.

Recuerdo de Simón Bolívar

Considera que ese hecho, por sí mismo, es “causa suficiente” para que resulte “inaceptable” la presencia de la estatua de Simón Bolívar en el sevillano parque de María Luisa: “Desde el punto de vista de España no puede ser considerado más que un traidor al Imperio español y asesino de españoles”.

Los militares que integran la asociación piden que también se entregue un mensaje: “España sólo honra a sus hijos que combatieron con valor y murieron con honor"

Asimismo, la asociación tilda de “inaudito” que se mantenga una estatua en memoria de un “traidor, por cuanto era español”, al mismo tiempo que “se olvida a tantos soldados y marineros anónimos que dieron su vida por nuestra nación”: “Sólo es posible en la confusión de nuestro días”. Y denuncian el “olvido de nuestra historia” y la “ingratitud para los que la forjaron con sus vidas”.

Por último, los militares que integran la Asociación Viejos Tercios Españoles piden que se entregue un mensaje a Venezuela junto a la estatua ecuestre de Simón Bolívar que rece del siguiente modo: “España sólo honra a sus hijos que combatieron con valor y murieron con honor, aunque respeta a aquellos enemigos que lucharon contra nosotros con nobleza y con honor; no encontrándose Simón Bolívar entre estos últimos”.