La Comisión Europea da luz verde a que los países miembros puedan adquirir vacunas al margen de la compra centralizada. Eso sí, con una importante condición, "con aquellas vacunas ya negociadas/compradas por la Comisión no puede haber negociaciones paralelas de los Estados Miembros". Esto limita la posibilidad de compra a solo cuatro vacunas, dos rusas y dos chinas.

En el caso de las vacunas rusas, la más conocida es Sputnik V, que se comercializa con 60 países. En estos momentos la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sigue estudiando su eficacia, seguridad y si se desarrolló cumpliendo con estándares éticos. La vacuna rusa ha aparecido en todos los menús informativos de la semana después de que comunidades autónomas como Madrid y Andalucía se mostrasen a favor de una compra independiente si la aprueba la EMA.

La Sputnik V es una vacuna del tipo adenovirus. Está compuesta de dos dosis, cada una con un virus diferente, que transportan el material genético del coronavirus para incitar una respuesta inmunitaria del organismo. Si, más adelante, la persona vacunada entra en contacto con el SARS-CoV-2, el sistema inmunológico reconocerá la proteína de la corona de la covid y estará preparado para atacarlo. Sputnik V, sin embargo, sigue rodeada de polémica e incertidumbre a día de hoy.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró este martes que aún no ha recibido una solicitud del desarrollador ruso de la vacuna para estudiar la cesión de una licencia para su comercialización en la región europea. Esto ha levantado algunas suspicacias sobre la vacuna, aunque hay que recordar que hay países que llevan meses inoculándola, como Argentina.

Precisamente, el Ministerio de Ciencia de este país ha publicado un informe recientemente donde muestra que una sola dosis genera anticuerpos específicos en el 94% de los vacunados.

La vacuna rusa menos conocida: EpiVacCorona

Casi no se oye hablar de ella, pero ya hay otra vacuna rusa en uso. Se trata de la reciente EpiVacCorona. El Centro Estatal de Investigación de Virología y Biotecnología Véktor, en Rusia, es el encargado de desarrollar esta vacuna, por el momento solo disponible en el país de Putin.

Ya ha presentado resultados en fase III y afirma que alcanza una eficacia del 94% en personas mayores y que proporciona inmunidad durante al menos un año. El organismo ruso que la desarrolla asegura que funciona contra todas la variantes conocidas, la británica, la sudamericana y la sudafricana

No es del tipo adenovirus, sino que se basa en antígenos de péptidos sintéticos seleccionados del propio covid. Este tipo de vacuna es fácil de modificar, como las de Pfizer y Moderna, en caso de que haya nuevas variantes.

La vacuna china Sinopharm

Esta puede que sea más conocida desde que salió a la luz que las infantas Elena y Cristina se vacunaron con ella en una visita su padre, Juan Carlos I, en Emiratos Árabes Unidos. Se trata de la vacuna china Sinopharm.

Sinopharm es una de las vacunas que desarrolla China contra el coronavirus. Ha sido puesta en marcha por la compañía farmacéutica estatal del mismo nombre y el Instituto de Productos Biológicos de Pekín. Esta vacuna sigue la tradicional estrategia de fabricación del virus inactivado, que consiste en utilizar partículas virales muertas o inactivadas que permitan hacer reaccionar al sistema inmunológico sin poner en riesgo al individuo.

La compañía farmacéutica china atribuye a Sinopharm una efectividad del 79 por ciento, mientras que Emiratos Árabes Unidos le atribuye una del 86 por ciento. Al igual que Sputnik V y EpiVacCorona, requiere dos dosis. Esta vacuna se administra en países como Tailandia, Emiratos Árabes Unidos, Camboya, China, Hungría, Egipto, Bolivia, Perú y Argentina.

Sinovac, la otra vacuna china

Finalmente, la última opción para España sería comprar la vacuna china Sinovac, elaborada por el laboratorio del mismo nombre. Al igual que Sinopharm, es una vacuna de virus inactivado. Es la vacuna más administrada en Chile.

Según los ensayos clínicos de la compañía, esta vacuna reduce en un 50% la probabilidad de enfermedad sintomática, en un 83,70% la posibilidad de ingreso y el 100 por cien el origen de casos graves, hospitalizaciones y muertes. La efectividad de esta vacuna para prevenir contagios es del 54% en quienes ya se aplicaron ambas dosis.

En esta vacuna han confiado Brasil, México, Uruguay e Indonesia entre otros.