El Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado ayudas directas para Marruecos superiores a los 90 millones de euros en los últimos tres años, destinadas a controlar las fronteras, desarticular mafias y evitar la inmigración ilegal en las costas españolas y en Ceuta y Melilla.

La aprobación de ayer de 30 millones de euros en ayudas, en plena crisis diplomática y migratoria con el país africano --que ha dejado pasar por sus fronteras cerca de 9.000 inmigrantes ilegales en 24 horas--, es la última que se ha producido tras las partidas aprobadas en 2019 y 2020 destinadas al mismo fin.

Hasta la visita de Pedro Sánchez al Rey Mohamed VI en noviembre de 2018, las subvenciones españolas eran mas importantes para otros países de origen y tránsito con el fin de controlar la llegada de pateras a las costas españolas. Sin embargo, Marruecos no era uno de los principales receptores de las mismas.

Un hecho que cambió a raíz de esta visita oficial, en la que el jefe del Ejecutivo español se mostró abierto a incrementar las ayudas al país vecino y a hacer de enlace con la Unión Europea para que incrementase las partidas destinadas a Marruecos para controlar la inmigración ilegal.

Desde entonces, España ha aprobado 30 millones de euros en ayudas el 19 de julio de 2019 para, según el Gobierno, "contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en sus actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de migrantes y la trata de seres humanos"; otros 31 millones en mayo de 2020, en plena crisis por la pandemia de coronavirus y 30 millones más, que fueron aprobados ayer por el Consejo de Ministros.

Estos últimos, según explicó el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, estaban incluidos ya en el presupuesto del Ministerio del Interior y se destinarán a la cooperación policial marroquí en la lucha contra la inmigración ilegal, las mafias de trata de seres humanos y los grupos terroristas provenientes, sobre todo, del Sahel.

35 millones más

No obstante, estas no son las únicas aportaciones que ha realizado España a Marruecos, sino que se suman a las compras públicas de vehículos y material para el país vecino y que suman en los dos últimos años 35 millones de euros.

La contratación más costosa fue la aprobada por el Consejo de Ministros del 5 de junio de 2019, por el que se autorizó a la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, FIIAPP F.S.P., la contratación de un suministro de vehículos para el Ministerio del Interior de Marruecos, por un importe estimado de 26.000.000 de euros.

Esta cantidad se destinó a la compra de 750 vehículos, 15 drones, decenas de esnáners, radares y el equipamiento técnico necesario para el control de fronteras.

También a través de esta Fundación se compraron otros 90 quads por valor de 1,4 millones y en diciembre de 2020 se destinaron otros 8,6 millones a la adquisición de 130 vehículos todos terreno, adjudicados, según el medio digital Defensa.com a la empresa marroquí Toyota Du Marroc, para la compra de 130 Toyota Land Cruiser.

Las partidas de la Fundación Internacional y para Iberoamérica se incluían en los 140 millones que acordó aportar la UE a Marruecos en 2019, de los que 40 millones correspondía gestionar a España.

Venta de armas por 87 millones

Además, España ha vendido material de defensa a Marruecos durante los últimos cinco años por un valor que supera los 87 millones de euros, todo destinado a sus Fuerzas Armadas. La mayoría, el 67,7%, corresponde a municiones para el Ejército marroquí.

Así consta en las estadísticas sobre exportación de material de defensa que anualmente publica la Secretaría de Estado de Comercio, recogidas por Europa Press. Desde el año 2016 hasta el primer semestre de 2020 (aún no está publicado el informe del año completo), España vendió un total de 87.224.9921 millones de euros en armamento a Marruecos.