España

A prisión el yihadista detenido en Vitoria que usaba ayudas sociales para formar terroristas

El detenido ha sido acusado de adiestramiento, colaboración y financiación del terrorismo

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado este miércoles prisión provisional para el hombre de 36 años detenido el pasado lunes en Vitoria por sus presuntos vínculos con el Estado Islámico (también denominado DAESH), según han informado fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 ha enviado a la cárcel al sospechoso por los supuestos delitos de adiestramiento, colaboración con organización terrorista y financiación del terrorismo, ya que, como presidente de una asociación cultural, extendía consignas yihadistas y destinaba ayudas sociales para el retorno de terroristas y ayudar a los que continúan en Siria. Además, utilizaba el dinero que recibía de las ayudas sociales para el adiestramiento y reclutamiento de yihadistas.

Niega los vínculos con ISIS

Fuentes jurídicas han explicado a Europa Press que durante la declaración ante el magistrado, el detenido ha negado todos los hechos y ha asegurado que no tiene níngún vínculo con el Estado Islámico y que no comparte sus consignas. A pesar de ello, la Fiscalía ha solicitado su ingreso en prisión provisional y Moreno lo ha atendido.

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional arrestaron el pasado lunes a I.Z., de 36 años y nacionalidad argelina. Según el Ministerio del Interior, el sospechoso utilizaba su posición como presidente de la Asociación Cultural para la Orientación y el Desarrollo de la Comunidad Argelina en Euskadi para lograr mayor influencia entre la comunidad islámica y destinar los recursos económicos que obtenía al retorno de yihadistas y a ayudar a quienes siguen en Siria.

Más de 1.000 euros mensuales

Izzedine Boutiba vivía de las prestaciones sociales que cobraba de las instituciones públicas, entre 1.000 y 1.200 euros aproximadamente todos los meses, según las pesquisas. La asociación cultural que presidía, con sede en la calle Las Escuelas de Vitoria, estaba dada de alta oficialmente en el registro del Gobierno vasco desde diciembre de 2009. El detenido conocía perfectamente todas las ventajas en materia de ayudas sociales y así lo ofertaba a los miembros que acudían a su asociación.

Se dedicaba a “ofrecer orientaciones e informaciones sobre procedimientos y requisitos administrativos a las personas asociadas”, según consta en los datos del registro. También decía “procurar dar solución a los obstáculos administrativos que tenga la comunidad argelina en Euskadi” o “contribuir a desterrar estereotipos y prejuicios y, en último término, ayudar a prevenir y luchar contra las actitudes y conductas discriminatorias o xenófobas”.

Crear una escuela

Entre los proyectos del sospechoso estaba crear una escuela para adoctrinar desde la infancia a los niños musulmanes que acudiesen a ella. Las investigaciones realizadas indican que adoctrinó a través de redes sociales a una persona que de manera sistemática enviaba material audiovisual al objeto de inocular en ella el pensamiento de hacer la yihad.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Volver arriba